Caminar es una de las actividad que más beneficios para la salud nos puede reportar. Es la alternativa perfecta para todas aquellas personas a las que no les gusta el gimnasio y que buscan practicar un poco de deporte. Aunque bien es cierto que son muchos los que todavía siguen creyendo que así no se adelgaza, pero nada más lejos de la realidad.

Dar paseos nos puede ayudar a adelgazar y a mantener buena salud. La clave está en saber cuántos son los pasos que tenemos dar para lograrlo y un nutricionista ha puesto sobre la mesa de nuevo la cifra mágica: 10.000 pasos. Caminar esto diariamente contribuirá a ir pendiendo peso semanalmente y llegar a bajar un kilo al mes si somos constantes. 

Con más de 10.000 pasos quemas más de 350 calorías extra. Esto supondría quemar algo más de 2.000 calorías a la semana y más de 9.000 calorías al mes o, lo que es igual, un kilo.

Además de los múltiples beneficios que tiene para adelgazar, las personas que lo practican suelen sentirse activas y con más energía, sobre todo si se practica al inicio del día. Eso sí, no serviría de nada cumplir con los 10.000 pasos y después buscar una recompensa en forma de comida poco saludable.