Un canario de 30 años se convirtió ayer en la décima víctima a causa de las complicaciones provocadas por la gripe A, según la información facilitada por el Ministerio de Sanidad y Política Social, que añadió que el paciente presentaba factores de riesgo, sin especificar cuáles.

En una nota informativa, el ministerio añadió que el fallecido llevaba ingresado desde el 29 de julio en el Hospital Insular de Gran Canaria, donde finalmente falleció.

Los detalles sobre el estado del joven fueron facilitados en rueda de prensa por la consejera canaria de Sanidad, Mercedes Roldós, quien explicó que el varón falleció tras sufrir una insuficiencia respiratoria derivada de una neumonía bilateral y un fallo multiorgánico. "No tenía patología crónica de base, sino factor de riesgo", explicó.

No obstante, cuando se le cuestionó sobre los factores de riesgo que presentaba el fallecido, la consejera evitó facilitar más detalles recordando que existe una Ley de Autonomía del Paciente, que especifica que la historia clínica de los pacientes es propiedad de la propia persona, "y por lo tanto, los sanitarios tienen acceso a los datos de los pacientes pero tienen el deber se confidencialidad de los pacientes".

18 días ingresado

La décima víctima mortal por complicaciones derivadas de la gripe A en España había ingresado en el centro hospitalario el pasado 26 de julio. Un día más tarde, el día 27, fue ingresado en la Unidad de Medicina Intensiva al sufrir una insuficiencia respiratoria severa. A partir de aquí, dicho problema respiratorio derivó en una neumonía bilateral y en un fallo multiorgánico que finalmente conllevó la muerte del paciente sobre las 06.18 horas de ayer.

Por otra parte, el departamento de Salud de Baleares confirmaba ayer la primera muerte por gripe A en España sin patologías previas. Tras la autopsia, las autoridades sanitarias han certificado que la nueva gripe fue la causa del fallecimiento de una mujer nigeriana de 33 años que murió el pasado 16 de julio en el Hospital Son Llàtzer de Palma. La joven había ingresado en dicho centro médico con una neumonía bilateral provocada por este nuevo virus.

Respecto a este caso, el presidente de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), Ferrán Segura, señaló ayer que lo consideraba "excepcional y anecdótico" en España. No obstante, puntualizó que este caso "no es único en el mundo", ya que los primeros fallecidos en México "eran también jóvenes sanos".

"Que el virus A/H1N1 mate también a jóvenes sanos no es ninguna sorpresa desde el punto de vista científico ya que, aunque es relativamente benigna, se sabe que la gripe A tiene un comportamiento un poco diferente al de la estacional", indicó Segura, tras confirmarse en autopsia que la mujer nigeriana no padecía otras enfermedades.

Por otro lado, un médico de la maternidad del Hospital Universitario de Lausana que había regresado de vacaciones, contagió la gripe A a 12 personas, diez de sus colegas y dos pacientes, mujeres embarazadas, confirmó ayer un portavoz del centro médico. "Gracias a Dios, las personas afectadas no han desarrollados complicaciones", señaló a los medios el portavoz del centro hospitalario, Darcy Christen.

El doctor causante de la transmisión del nuevo virus comenzó a tener fiebre durante la noche del día 31 del pasado mes de julio. A pesar de ello, al día siguiente, sábado, fue a trabajar, aunque luego fue enviado a su casa como medida preventiva.