Sean Penn y Naomi Watts protagonizan el filme, donde se explica la masa del alma tras la muerte.