"Lo de la Iglesia católica es una vergüenza, agrede a un colectivo minoritario desfavorecido para así salvar a sacerdotes pedófilos heterosexuales", denunció ayer el presidente del colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) Milhomes de A Coruña, José Carlos Alonso, con motivo de las declaraciones del secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, en las que vinculaba la pedofilia con la homosexualidad. Por su parte, Colega Galicia (asociación de LGBT), instó ayer al Ministerio de Asuntos Exteriores a llamar a consultas al embajador de España en el Vaticano y ex alcalde coruñés, Francisco Vázquez.

El representante de Milhomes está convencido de que las afirmaciones de Tarcisio Bertone "son pura hipocresía y falsedad" y de que el objetivo del cardenal al realizarlas ha sido el de "defender el montaje de la Iglesia sobre los casos de abusos a menores a costa de cualquier cosa, colectivo o persona". El problema, señala Alonso, es que "están logrando que la gente tenga la percepción de que la homosexualidad y la pedofilia son lo mismo", cuando, añade, "la inmensa mayoría de los pederastas son heterosexuales".

En este sentido, explica que a los hombres homosexuales les gustan "los tíos con pelos en pecho, maduros hechos y derechos", al contrario, dice, que a algunos de los heterosexuales a los que les atraen "las niñas de doce, trece y catorce años" y que, en el caso de los sacerdotes, "si abusan de un niño es porque el acceso a las niñas lo tienen más difícil y tiene mayores y peores consecuencias", haciendo referencia a posibles embarazos.

Rectificación pública

El presidente de Colega Galicia, Rafael Moral, también se refirió a las declaraciones del número dos del Vaticano y apostilló que "no se puede ser secretario de Estado y no recordar que la pedofilia es un delito y que la homosexualidad no se considera una enfermedad desde hace mucho", concretamente veinte años. Por ello, anunció que ha exigido al Ministerio de Asuntos Exteriores que llame a consultas al embajador de España en el Vaticano, el coruñés Francisco Vázquez, "porque una institución que aglutina a tal número de creyentes y un alto cargo del estado vaticano no puede recibir apoyo de un Gobierno como el de España", comprometido en la lucha por los derechos de las personas homosexuales.

En sus declaraciones, el cardenal Bertone afirmó que, igual que desmintieron la vinculación entre el celibato y la pedofilia, "muchos psicólogos y psiquiatras han demostrado que sí hay relación entre homosexualidad y pedofilia". Por su parte, Rafael Moral apunta que desconoce "quiénes son esos psicólogos", porque "ni los estados europeos ni la Organización Mundial de la Salud defienden tal aseveración".

"No vamos a tolerar que se trate de inducir a la opinión pública a creer que la homosexualidad tiene algo que ver con actitudes y actividades delictivas", sostiene el presidente de Colega Galicia y, por ello, exigió una rectificación pública por parte de Bertone y solicitó a las autoridades que coordinarán la próxima visita del Papa a Santiago de Compostela -programada para el 6 de noviembre- que se comprometan a que los fondos públicos "no sirvan para una exaltación del ánimo discriminatorio".

Las declaraciones del secretario de Estado del Vaticano también incendiaron los ánimos del principal colectivo homosexual italiano, Arcigay, el cual aseguró que "la ecuación homosexualidad-pederastia, falsa, innoble y acientífica, es una afirmación deshonesta que golpea la dignidad de millones de personas".

Locales saludables

El Ministerio de Sanidad, a través del Plan Nacional sobre el Sida (PNS), identificará a los locales gays "saludables" con un distintivo reconocible para toda Europa que acredite que sus propietarios "tienen una preocupación y un interés especial por la salud de sus clientes", según adelantó ayer el secretario del PNS, Tomás Hernández. Esta iniciativa, que se presentará de forma oficial dentro de la Presidencia española de la UE, tiene como objetivo "implicar al empresariado gay en la prevención del VIH" y "no intentar convencer a cada individuo de que use el preservativo, sino tener en cuenta el contexto en el que vive y en el que se relaciona para actuar", señaló Hernández.

Los criterios para acreditar a un local gay como "saludable" todavía "se están consensuando con el resto de países", aunque entre ellos podría valorarse que el establecimiento "disponga de preservativos gratuitos o que las personas que trabajan en el mismo sean capaces de dar consejos básicos sobre salud sexual en relación al VIH".

Comisario externo en los Legionarios

Poner a un comisario externo al frente de los Legionarios de Cristo para tratar de reformar la orden tras los escándalos sexuales relacionados con su fundador, Marcial Maciel (1920-2008), sería la principal propuesta de los cinco visitadores apostólicos que en los últimos meses han estado investigando a este grupo religioso, según publicó ayer el diario italiano Corriere della Sera.

Por su parte, la agencia estadounidense, National Catholic Reporter, señala que un posible candidato a convertirse en comisario de los Legionarios sería el cardenal portugués José Saraiva Martins, de 78 años, que hasta 2008 ocupó el cargo de prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y que "como claretiano, tiene experiencia en la vida religiosa".

En el año 2006, poco después de ser elegido Papa, Benedicto XVI castigó a Marcial Maciel a llevar una vida "de oración y penitencia" por los abusos sexuales cometidos a seminaristas en el pasado.