El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, defiende que los decretos aprobados el viernes por el Consejo de Ministros para la reforma del sistema de Formación Profesional y la modificación del cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) no son "improvisados" ni se han presentado ahora pensando en un adelanto de las elecciones generales. "Esto no es una medida ni de última hora, ni improvisada, sino algo que desde el primer momento entendimos que era necesario en las conversaciones del pacto educativo", afirmó.

Gabilondo explicó que el desarrollo de estos decretos tiene que ver con el desarrollo de la ley de economía sostenible que se aprobó en marzo. "Comprendo que pueda extrañar y que haya un legítimo interés en esto de las elecciones, pero le puedo asegurar que en este ministerio no pensamos en esto", aseveró Gabilondo, para añadir que él no tiene la vista puesta en comicios "sino en el curso académico" porque, según ha recordado, algunas de las medidas aprobadas pueden implantarse en el 2011-2012, aunque sean de obligado cumplimiento en el siguiente. Asimismo, aseguró que una de las motivaciones para poner en marcha estas reformas es la reducción del porcentaje de alumnos que están en riesgo de abandonar.