04 de octubre de 2011
04.10.2011

El Nobel premia los avances inmunológicos que revolucionaron las vacunas

Los científicos Bruce Beutler, Jules Hoffmann y Ralph Steinman comparten el galardón

04.10.2011 | 03:19

El Instituto Karolinska de Estocolmo premió ayer con el Nobel de Medicina a tres científicos por sus logros en el estudio del sistema inmunitario, que han abierto nuevas vías para la prevención y el tratamiento de enfermedades. Los trabajos del estadounidense Bruce A. Beutler, el francés Jules A. Hoffmann y el canadiense Ralph M. Steinman han posibilitado mejoras en las vacunas contra infecciones y en el tratamiento de los tumores y de las enfermedades inflamatorias. La mitad del premio en metálico recayó en los dos primeros científicos por "sus descubrimientos relacionados con la activación de la inmunidad innata" y el resto para el tercer o, por "su descubrimiento de la célula dendrítica y su papel en la inmunidad adaptativa", informó el organismo.

Las principales aportaciones del inmunólogo y genetista Bruce Beutler, presidente del departamento de Genética del Instituto de Investigación Scripps de California, son sus estudios, pioneros en el ámbito molecular y genético, en el ámbito de la inmunidad innata. Ha investigado sobre el factor de necrosis tumoral, una hormona importante en la respuesta inflamatoria, pero su aportación fundamental ha sido sobre los receptores Toll. El receptor Toll fue inicialmente descrito en la mosca Drosophila por Jules A. Hoffmann (otro de los galardonados), para posteriormente encontrar que existían varios tipos de receptor Toll en mamíferos. Su función es reconocer a patógenos, viendo patrones comunes en distintos patógenos (lipopolisacáridos en algunas bacterias, moléculas en distintos hongos, DNA o RNA bacteriano). Estos receptores Toll se encuentran en la membrana de muchas células del sistema inmune, sobre todo en las células del sistema inmune innato, lo que les permite reconocer y destruir a los patógenos.

Sus investigaciones han supuesto avances significativos en la lucha contra el cáncer y en el tratamiento de enfermedades como la artritis reumática, la enfermedad de Crohn y la psoriasis. Asimismo, ha identificado varios genes esenciales en la respuesta inmunológica de los mamíferos ante las infecciones microbióticas y ha descubierto moléculas esenciales ligadas a la inmunidad innata.

Con numerosos galardones, Beutler es una eminencia en el campo de la inmunología, como lo demuestra su aparición desde 2001 en la lista de investigadores más citados del Instituto de Información Científica.

Jules A. Hoffmann, de nacionalidad francesa, nació en Echternach (Luxemburgo) el 2 de agosto de 1941 y en la actualidad es director de investigación y miembro de la Junta de Administración del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) y presidente de la Academia gala de las Ciencias.

Ya desde la década de los sesenta el científico, graduado en Biología y Químicas y doctorado en Biología, centró sus trabajos en la respuesta inmunitaria de animales y humanos. Una de sus aportaciones fue la descripción de los mecanismos genéticos que posibilitan y controlan la inmunidad innata trabajando en insectos (en la mosca de la fruta Drosophila melanogaster y en el mosquito que transmite la malaria, el Anopheles). Descubrió el receptor Toll en la membrana de células inmunitarias que reconoce patógenos e inicia las respuestas necesarias para eliminarlos. Entre otros, ha recibido la medalla de Oro del CNRS (2011), los premios Robert Koch (2004), Balzan (2007) Shaw (2011) y el galardón del Centro de Investigación Oncológica William B. Coley (2003).

El canadiense Ralph Marvin Steinman, que trabajó como inmunólogo en la Universidad Rockefeller de Nueva York, falleció el pasado viernes, tres días antes de recibir la notificación del premio. El Instituto Karolinska estudiará con la Fundación Nobel si mantiene el premio, ya que no se contempla su concesión a título póstumo.

Steinman obtuvo el reconocimiento de la comunidad científica internacional tras acuñar en 1973 el término "células dendríticas" para designar a un tipo de células poco estudiadas hasta el momento que, además de fagocitar patógenos, cumplen un papel esencial en la lucha del organismo contra los elementos externos nocivos.

Estas células, presentes en las regiones superficiales del cuerpo, son capaces de capturar patógenos y de "presentárselos" a otras células, los linfocitos T helper o ayudadores, que son los encargados de ayudar a otras células (linfocitos T citotóxicos, linfocitos B, macrófagos...) en la respuesta inmunitaria para destruir a los patógenos. Sus aportaciones han permitido un conocimiento de la inmunidad adaptativa, el desarrollo de vacunas más efectivas y el inicio de la Inmunoterapia con células dendríticas para terapia antitumoral.

La catedrática gallega de Inmunología África González Fernández aplaudió ayer la concesión del Nobel de Medicina a Bruce A. Beutler, Jules A. Hoffmann y Ralph M. Steinman. "Es un premio muy merecido porque sus investigaciones han permitido elaborar vacunas mejores frente a enfermedades infecciosas. Estamos de enhorabuena y la Inmunología como ciencia se ve en parte recompensada con este premio", aseguró la experta.

"La mayoría de las veces es con estos premios cuando la sociedad ve la labor que realizan los investigadores básicos. Nuestro trabajo suele difundirse en los ámbitos científicos y normalmente no sabemos llegar a la población general", afirmó González, y añadió: "Hay que potenciar que se difunda y que se haga investigación básica de calidad, ya que la parte aplicada llegará seguro después. Un ejemplo muy claro de las aplicaciones de la investigación básica lo encontramos en los anticuerpos monoclonales, que han revolucionado las técnicas de diagnóstico y terapia humana, y han ayudado a la búsqueda de nuevos marcadores", destacó.

En opinión de la catedrática gallega, el Nobel es un reconocimiento a la labor continuada de unos investigadores que llevan años trabajando en el campo de la Inmunología y cuyos resultados han supuesto importantes avances en el conocimiento básico del sistema inmune, pero que ha llevado a importantes aplicaciones posteriores como es el campo de la prevención (vacunas) y en la terapia inflamatoria y antitumoral.

"Steinman, por ejemplo, ya descubrió las células dendríticas a principios de los setenta, aunque el premio se le ha concedido ahora, tres días después de su fallecimiento", explicó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Lo último Lo más leído