15 de septiembre de 2012
15.09.2012

Puesta a punto en septiembre

Recuperar el aspecto saludable, con tratamientos que hidraten piel y cabello, y la vuelta a los horarios de sueño y de comidas rutinarios son los pasos necesarios para la aceptación del fin del verano

15.09.2012 | 05:31
Una mujer se somete a un tratamiento de estética. / carmen giménez

Aceptar que se terminó el verano y que vuelven las obligaciones laborales puede ser difícil, pero incorporarse poco a poco y recuperar diferentes hábitos ayuda a un proceso que "no tiene por qué implicar sufrimiento", según afirman psicólogos gallegos. Cuidar aquello que los excesos del verano estropearon, como la piel o el cabello, es parte de un proceso que concluye con retomar los habituales horarios de sueño y de comida, dejados atrás durante la época vacacional. Pero no todos los hábitos del verano han de olvidarse, ya que los endocrinos gallegos apuestan por continuar con las ensaladas y verduras en la dieta y con el ejercicio habitual

Acabadas las vacaciones de verano, la vuelta al trabajo y a la rutina van acompañadas de una puesta a punto en diversos aspectos. La aceptación psicológica de que vuelven los horarios y las obligaciones se une a la preocupación de reparar todo aquello que se descuidó durante la época estival: desde la piel o el cabello dañados por el sol hasta los hábitos alimentarios, olvidados en las fiestas veraniegas tan proclives a comer y beber en exceso.

Recuperar el aspecto saludable mediante cuidados en la piel y en el cabello sigue siendo más frecuente en las mujeres. "El perfil está entre los 40 y los 50 años", afirma el director de la clínica de estética coruñesa Loida, Salvador Ramos. A ellas también empiezan a unirse ellos, y cada vez son más los hombres que quieren tener un aspecto cuidado y saludable, "bien por necesidad o por gusto", apunta Ramos, después de una época en la que trasnochar, comer mal y la radiación solar hacen sufrir al cuerpo.

. Piel. Mantener una buena higiene y una adecuada hidratación de la piel son los consejos que da la presidenta de la sección gallega de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), Dolores Sánchez-Aguilar, para recuperar la dermis dañada por la sobreexposición a la radiación solar.

Si se decide ir a la playa una vez acabado el verano, los cuidados deben ser igual de extremados que en la época estival y para aquellos que opten por los rayos UVA para mantener el tono moreno, la dermatóloga advierte: "Aunque estar morenos en el momento actual es considerado como favorecedor, la pigmentación de la piel no es más que un mecanismo de defensa frente a las radiaciones". Por este motivo la exposición excesiva a este tipo de radiación conlleva el envejecimiento cutáneo y cáncer de piel. Este tiene una gran presencia en las consultas de dermatólogos gallegos al acabar las vacaciones, junto con las manchas blancas. Aunque no todo son consecuencias negativas ante la incidencia del sol, ya que enfermedades como psoriasis, dermatitis atópica o acné mejoran con la radicación ultravioleta.

. Tratamientos. Para aquellas pieles en las que el verano no provoca nada más que resecamiento, debido al sol, la salitre y los cambios de temperatura, Salvador Ramos, de la clínica Loida, recomienda el peeling: "Esta técnica de exfoliación debe hacerse cuando llega el otoño, para quitar la piel muerta". Esto debe combinarse con sesiones de vitaminas -para que la piel adquiera un aspecto natural y sano-, la mesoterapia -técnica para reducir la celulitis-, las envolturas en algas y lodo y los tratamientos de radiofrecuencia, para contrarrestar la flacidez adquirida con el descuido de la alimentación durante la época veraniega.

Además de estos, Ramos resalta la importancia de adquirir a lo largo del año hábitos saludables que se vea reflejados en la piel, "ya que no llega solo con tratamientos de choque después del verano y con elementos externos". El asesoramiento nutricional y elaborar un programa de ejercicio completan el mosaico de opciones para retomar el trabajo con el mejor aspecto.

. Cabello. El sol, el salitre y el agua de piscina afectan al cuero cabelludo de forma que este pierde la textura habitual, el color y se enrojece. Estas son algunas de las características que presenta el cabello al finalizar el verano según indica Isorna Juncal, responsable de peluquería de Loida, quien indica que la clienta habitual "cuida su cabello durante todo el año". Con la llegada del otoño, de los seis tratamientos de los que disponen para devolver la vitalidad al cabello, uno que contiene caviar mimetizado es el más demandado: "Regenera el cabello totalmente mediante una terapia de tacto de unos 40 minutos en los que el cliente vive una auténtica experiencia". En general, los tratamientos contienen proteínas, aminoácidos y diversos ingredientes para regenerar el cabello dañado durante las vacaciones. "Al cliente le suele interesar recuperar el color, el brillo e hidratar el cabello", explica Juncal, quien añade que gracias a la actual tecnología "es posible dar más densidad, aplicar antioxidantes o minimizar los signos de envejecimiento".

Con la llegada del otoño, Isorna alerta sobre la habitual caída del cabello, el que también se ve perjudicado en invierno por culpa de los cambios de temperatura.

. Alimentación. Los excesos a la hora de beber y comer que se producen en verano son algunos de los hábitos que deben dejarse de lado una vez que las rutinas vuelven a estar presentes. El presidente de la Sociedad Galega de Endocrinoloxía, Nutrición e Metabolismo, Manuel Botana, recomienda aprovechar los buenos hábitos veraniegos para continuarlos una vez que las vacaciones acaban. "En verano, con el calor, comemos más vegetales, frutas y ensaladas, y es algo que no debe perderse aunque llegue el frío", aconseja Botana y añade: "Deben mantenerse durante todo el año en nuestra dieta".

De igual forma aconseja no perder el hábito de realizar ejercicio y moverse, algo asociado a las vacaciones, en las que se hace menos vida dentro de casa. "Aunque sea más difícil compaginar el deporte con el horario laboral, debe buscarse una hora para hacer ejercicio", recomienda el endocrino, "tales como nadar y caminar, habituales de la época veraniega".

Pero en verano no todos son hábitos que se puedan extender en el tiempo, ya que, según apunta Manuel Botana, "se deben dejar atrás productos calóricos como el alcohol o los helados" y, ya fuera del ámbito de la alimentación, "desterrar transgresiones típicas del verano como las indigestas excesivas". Los que acuden a su consulta, "saben que tuvieron excesos en verano y lo reconocen ellos mismos", afirma Botana, por lo que el primer paso hacia la rutina ya está dado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario