15 de julio de 2013
15.07.2013

La biología de la depresión posparto

Más del 10% de las mujeres sufre este trastorno tras dar a luz - Un estudio encuentra causas biológicas - Médicos gallegos indican que llega a diagnosticarse tres años después de parir

15.07.2013 | 01:47
Una mujer, madre de tres hijos, al poco de dar a luz. / epa

Uno de los momentos más felices en la vida de una mujer, el nacimiento de un hijo, se convierte para una de cada diez madres en lo contrario de lo que cabía esperar. Muchas de las mujeres que acaban de dar a luz viven una angustia y sentimiento de culpabilidad que incluso ocultan ante la pareja y familiares por temor a la incomprensión. Es la depresión posparto.

Entre un 10 y un 18% de mujeres sufren un proceso de depresión que se convierte en un auténtico trastorno cuando no desaparece en los meses siguientes -o incluso años- a dar a luz. "Hemos tenido casos de mujeres que hemos diagnosticado tres años después del parto", comenta el psiquiatra José Luis Fernández Sastre, para evidenciar la complicación de este trastorno. Quienes se encargan de atender esta patología son las unidades de interconsultas y enlace de los hospitales, indica el experto.

Un estudio, publicado recientemente en la revista Molecular Psychiatry, arroja la primera explicación sobre las causas biológicas de este trastorno. Indica que incluso podría haber marcadores hormonales y una cierta predisposición genética. "La depresión posparto (PPD) tiene graves consecuencias para la madre y los hijos", indica el artículo, que ha sido realizado incluso con ensayos en ratones. La hipótesis de partida de los autores es que la predisposición al riesgo de PPD es debido a una alteración de la sensibilidad a los cambios epigenéticos mediada por estrógenos que actúan de una manera autónoma celular detectable en la sangre. Es decir, investigaron perfiles de metilación del ADN en una muestra prospectiva de la sangre desde el período prenatal de pacientes embarazadas y del trastorno del estado de ánimo.

Hay expertos que creen que no todo en la mente puede explicarse por causas genéticas. El psiquiatra Luis Ferrer asegura: "La depresión posparto es una patología que se conoce en Psiquiatría desde siempre; es un ítem diagnóstico específico en todas las clasificaciones internacionales de enfermedades. Somos sacos químicos y cualquier hecho humano va a tener una expresión química genéticamente condicionada. Pero además de química somos seres humanos, nos proyectamos en el futuro y, además, sabemos que en él están todos los peligros e incertidumbres", relata. "La expresión química de la angustia es diferente a la de la psíquica: sufrimos de incertidumbres y eso altera nuestra química, no al revés", ejemplifica.

Defiende que el correcto tratamiento de los cuadros de depresión posparto requiere fármacos para reequilibrar el desequilibrio químico, y palabras que reformulen las incertidumbres. "El día que el comportamiento humano se pueda predecir, corregir biológicamente, evitar o inducir, ya no seremos humanos, seremos otra cosa", insiste.

"Una novela que narra bien las ambivalencias sobre la maternidad es Tenemos que hablar de Kevin, comenta el experto. "La depresión posparto se presenta en un 10% de las mujeres que paren", dice. "A veces es un cuadro que se minusvalora, que se hace crónico como un cuadro subdepresivo y pasa sin tratamiento", explica. "El tratamiento es farmacológico y psicoterapéutico y debe valorarse la interacción madre-bebé y si es preciso trabajar psicoterapéuticamente esa relación desde el inicio".

"Una madre deprimida altera la interacción con su bebé y se dificulta la creación del vínculo emocional y biológico madre-bebé. Ello puede conllevar patologías psíquicas de la infancia como los trastornos del vínculo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.