Con la adaptación de las carreras a Bolonia el inicio del curso universitario se adelantó a septiembre. Las clases en los campus se inician incluso antes que en centros de Infantil y Primaria e institutos. Comienzan antes de que se celebre la selectividad de septiembre (este año será reválida de Bachillerato). Por ello, con los cambios de las evaluaciones finales, la nueva normativa también plantea la posibilidad de dicho adelanto. El cambio de fechas del plan Bolonia provocó que el alumnado que aprueba selectividad de septiembre y se matricula en la universidad, empiece el curso entre mes y medio y dos meses después que el resto del alumnado, los de junio.