07 de septiembre de 2018
07.09.2018
La Opinión de A Coruña

Una 'app' contra la muerte súbita

'Ariadna' permite que los ciudadanos puedan colaborar localizando desfibriladores y a personas que sepan hacer maniobras de RCP

07.09.2018 | 02:30

Salvar vidas con el teléfono móvil. Ese es el reto de la nueva aplicación Ariadna, creada por la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la Fundación Española del Corazón (FEC) y Cruz Roja. Su misión es la de mejorar la tasa de supervivencia de los 30.000 paros cardiacos súbitos que se dan anualmente en España, lo que supone una incidencia media de 82 cada día.

La tasa de supervivencia de estos paros cardiacos súbitos fuera del ámbito hospitalario no supera el 11% por lo que se apela a la colaboración ciudadana para actuar de forma inmediata ya a cada minuto que pasa sin que se actúe se reducen en un 10% las posibilidades de sobrevivir.

Ariadna, disponible desde ayer de forma gratuita para dispositivos iOs y Android y que cuenta con la colaboración de Ágatha Ruiz de la Prada para el diseño de la súper heroína, se basa en un mapa colaborativo de desfibriladores en España en lo que los usuarios pueden registrarse tanto como "rastreadores" como "colaboradores". Los primeros pueden indicar la ubicación de los desfibriladores, tanto en espacios públicos como privados y puede incluso completar la geolocalización con fotografías del lugar para que sea más fácil ubicar el dispositivo.

Del mismo modo también pueden validar los que hayan sido dados de alta previamente en la aplicación. La ubicación de los desfibriladores es vital porque en España tan solo hay tres por cada 10.000 habitantes, ocho veces menos que en Francia y Alemania y diez veces menos que en Suecia, Dinamarca o Reino Unido.

Además, los "colabores" son aquellos que cuentan con un certificado oficial de formación en técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y pueden validarlo subiendo una foto del mismo en su perfil. Y es que según una encuesta solo el 3% de la población sabría realizar las maniobras si se encontrasen ante una situación en la que fuese necesario.

En una segunda fase del proyecto se prevé colaborar con los servicios de emergencias de todas las comunidades. "Así, cuando reciban una llamada por parada cardiorrespiratoria, podrán activar un aviso de emergencias y el voluntario/colaborador más próximo a la parada, recibirá una alerta en su teléfono móvil indicándole el lugar donde está la parada y el desfibrilador más cercano", remarcó Carmen Martín Muñoz, de Cruz Roja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.