Galicia cuenta con 1.307 desfibriladores externos semiautomáticos (DESA), dados de alta en el registro de Urgencias Sanitarias de Galicia 061, lo que supone un 13% más que en 2017. Según los datos hechos públicos por la Consellería de Sanidade, el pasado año eran 1.206 los dispositivos registrados. Por provincias, A Coruña es la que cuenta con un mayor número de DESA en espacios públicos, hasta 661, seguida de Pontevedra con 371, Lugo con 200 y Ourense con 189.

Entre 2001 y 2017, las unidades asistenciales del 061 en Galicia aplicaron el DESA a 5.773 pacientes; el desfibrilador realizó descargas, tras detectar un ritmo desfibrilable, en el 26% de los casos (1.489 personas) y en el 57% de las descargas aplicadas (844), los pacientes recuperaron el pulso con anterior a su llegada al centro hospitalario.

En el año 2000, Galicia fue pionera a nivel nacional al regular la formación y el uso de los DESA por personal no médico.