25 de enero de 2019
25.01.2019
La Opinión de A Coruña

Galicia estrenará este año treinta 'Casas do maior' en el rural para atender dependientes

Se trata de viviendas en donde al menos un profesional del sector cuidará un máximo de cinco mayores ocho horas al día - Se instalarán en Laxe, Monfero, Aranga o Santiso

25.01.2019 | 01:59
Una persona dependiente en la entrada de una vivienda.

Treinta Casas do Maior abrirán sus puertas a lo largo de ese año en Galicia. Serán las primeras que se inauguren y sólo en concellos del rural. Es una fórmula que copia el modelo de las casas nido, que ya son 46 en la actualidad y son viviendas particulares, con un profesional acreditado al frente que cuida de niños pequeños. En el caso de las Casas do Maior serán una treintena en 25 municipios de menos de 5.000 habitantes y atenderán a 150 mayores de 60 años con una situación de dependencia moderada o severa.

El objetivo de la iniciativa es ayudar a fijar población en el rural, acercando servicios que se ofrecen habitualmente en municipios más grandes.

Cada casa atenderá entre dos y cinco usuarios durante ocho horas diarias, de forma flexible y con garantías de seguridad y calidad. Como mínimo, se creará un puesto de trabajo por cada Casa do Maior. Estas instalaciones estarán operativas de lunes a viernes, salvo festivos y el mes de vacaciones, durante los cuales permanecerán cerradas.

De las treinta primeras Casas dos Maior, siete estarán en municipios de la provincia de A Coruña: Laxe, Vilarmaior, Aranga, Trazo, Santiso y Monfero (en este último se instalarán dos centros de este tipo). En Lugo se situarán en Portomarín, Cervantes, O Páramo y As Nogais, que tendrá dos mientras que en Pontevedra habrá en Arbo y Pazos de Borbén. La provincia con más casas de este tipo -ya que reunirá a más de la mitad de las que se abrirán en toda la comunidad- será Ourense: una en los municipios de Sarreaus, Rairiz de Veiga, Os Blancos, Punxín, Piñor, A Teixeira, Xunqueira de Ambía, A Veiga, A Gudiña y Laza; además de dos en Cenlle, en Xunqueira de Espadanedo y en Castrelo de Miño.

La Xunta recibió 36 ofertas, seleccionó 30 y entre ellas repartirá un millón de euros, de los cuales 400.000 serán para gastos de adecuación de las infraestructuras, con un máximo de 15.000 euros cada una, y otros 600.000 euros para ayudar a empezar a desarrollar su actividad.

La atención que recibirán los mayores en estos centros será un trato "cuasi familiar" en un entorno cercano y conocido, pero de la mano de profesionales que quieren poner su hogar a disposición de este proyecto de trabajo. Uno de los socios de la cooperativa de trabajo debe tener el título de grado de enfermería, medicina, de técnico en cuidados auxiliares, de atención a la dependencia; o poseer un certificado de profesionalidad de atención a personas en el domicilio.

La Consellería de Política Social ya piensa en impulsar la apertura de otras treinta. Quiere terminar la legislatura con sesenta Casas do Maior en funcionamiento.

Por otra parte, el Consello da Xunta lanzó ayer la primera convocatoria del Plan de mejora de establecimientos turísticos, dotada con cuatro millones de euros. El objetivo es ayudar a la modernización de 550 establecimientos. El programa contemplará ayudas que cubren el 25% del coste de la reforma y alcanzan rebajas del 50% en los gastos de compra de materiales.

Por último, el Consello informó ayer de que el plazo para solicitar las ayudas de la convocatoria 2019-20 de la Política Agraria Común (PAC) en Galicia se inicia el uno de febrero. Se repartirán 210 millones entre 30.000 beneficiarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.