01 de marzo de 2019
01.03.2019

Inhabilitada tres años una doctora por un homicidio por imprudencia profesional

La entonces MIR confundió un ictus con un problema de rodilla y la paciente murió

01.03.2019 | 00:39

La Audiencia de León ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Penal número uno que condena a un año de prisión y tres de inhabilitación para el ejercicio de su profesión a una doctora de urgencias por la muerte de una paciente como consecuencia de un homicidio por imprudencia profesional.

Los hechos se remontan al 2011, cuando una paciente de 78 años y con antecedentes de accidente isquémico, acudió a Urgencias por sufrir un síncope. Tras una exploración volvió a casa y cuatro días después perdió fuerza en un lado, lo que hizo que el médico de cabecera anotase sobre el informe de urgencias que sospechaba un posible ictus, por lo que la derivó al hospital y llamó al 112. A su llegada a Urgencias, la paciente fue atendida por la hoy condenada, quien entonces era MIR de primer año.

Pese a los antecedentes, la médica consideró que era un problema de rodilla, no un ictus, y el diagnóstico no fue refrendado por su médico adjunto. La paciente falleció a los pocos días de un derrame masivo, producto de diferentes focos hemorrágicos, que evidenciaban una evolución en días previos, según indica la sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.