25 de abril de 2019
25.04.2019

Sanidade pagará a las boticas por preparar dosis semanales de fármacos a los mayores

Las farmacias ofrecen ya estas dosis personalizadas pero corren a cargo del paciente que paga hasta 30 euros al mes || Se busca evitar olvidos o confusiones de medicinas

24.04.2019 | 21:43
Un blíster de medicinas personalizado y organizado por días y horas.

Olvidarse de tomar la pastilla para la hipertensión o confundir la del colesterol con el medicamento para el corazón puede tirar al traste con la efectividad de un tratamiento médico. Y en una comunidad como Galicia con más de 800.000 pacientes crónicos, muchos de ellos polimedicados, y más de 129.000 mayores que viven solos, estos despistes son bastante frecuentes. Muchas farmacias gallegas ofrecen ya a sus clientes dosis personalizadas de medicamentos: cada semana se prepara un envase con separaciones en las que se distribuyen las dosis de medicinas que debe tomar el enfermo organizadas por días y horas. Sin embargo, este servicio tiene un coste de entre 20 y 30 euros al mes que corre a cargo de los pacientes. La Consellería de Sanidade está dispuesta a asumir la financiación „aún está por decidir si total o parcial„ de estos blísteres para mejorar la adherencia al tratamiento de los mayores gallegos.

En estos envases de plástico, cerrados herméticamente, se organizan las dosis en función del día de la semana y de las horas: por ejemplo, en cada cavidad se distribuyen las pastillas que se deben tomar a la hora del desayuno, de la comida y de la cena y encima se especificará el día de la semana. Además se indica en cada blíster los medicamentos que incluye, la posología y hasta el color de las píldoras para que no haya descuidos.

De esta manera, el enfermo solo tiene que abrir el compartimento correspondiente y tomarse la pastilla. "Hay gente que ya no ve bien, mayor, y es fácil equivocarse y tomarse dos pastillas del mismo fármaco o olvidarse de una toma", explica el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense, Vicente Jairo Álvarez.

En las boticas en las que ya se ofrece este servicio la acogida ha sido "muy buena", pero la preparación de estos blísteres tiene un coste. "Da mucho trabajo, tenemos que registrar todas las cajas y todo tiene que quedar informatizado", indica este profesional. La organización de las pastillas puede hacerse de forma manual o bien mediante una máquina. En todo caso, obliga a los farmacéuticos a preparar las dosis de cada paciente todas las semanas.

Los farmacéuticos prevén que antes de final de año Sanidade empiece a financiar estas dosis personalizadas de medicamentos. "Está hablado que será una prestación que se incluirá en el concierto con las farmacias, ahora el Sergas solo tiene que poner el precio", señala Vicente Jairo Álvarez.

La Consellería de Sanidade está "en plena negociación" con los colegios farmacéuticos de la comunidad, según adelantó el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, en una entrevista al diario especializado El Global. Se está discutiendo con las boticas cómo ampliar su cartera de servicios. "Primero hay que ver qué prestaciones porque también hay polémica con otros colectivos y no queremos que la idea choque", señaló. Lo que sí confirmó es que "uno de los temas que se está hablando" es el del seguimiento terapéutico. De este modo lo confirmó el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense, Vicente Jairo Álvarez, que explicó que la tarea de las farmacias consistirá envigilar que los pacientes cumplen el tratamiento indicado por el médico.

"Aunque los farmacéuticos ya estamos pendientes de que los pacientes cumplan con la medicación, ahora va a estar protocolarizado, quedará todo registrado y se implicará al médico y al enfermero", señaló el presidente del colegio de Ourense.

El papel de las farmacias, mediante entrevistas, será controlar que el enfermo siga a rajatabla el tratamiento y vigilar si se producen efectos adversos en la medicación. Se hará un registro con todos estos datos que será informatizado y si se detecta algún problema se dará aviso al médico correspondiente.

La adherencia al tratamiento es fundamental para garantizar su efectividad y esto, no solo va en beneficio de la salud del paciente, sino que también contribuye a reducir el gasto farmacéutico. Según un estudio realizado por el Consejo General de Farmacéuticos por cada euro que se gasta en vigilar que los pacientes cumplan con su medicación, se ahorran 76 euros al año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.