Un estudio del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona ha identificado unos genes en un modelo de mosca del vinagre que podrían ser posibles reguladores de las diferencias de agresividad en tumores entre hombres y mujeres. Los resultados muestran que estos genes "podrían ser dianas potenciales para neutralizar su grado de malignidad", explica el jefe del Laboratorio de División Celular del IRB Barcelona, Cayetano González.

González y su equipo compararon el desarrollo de tumores experimentales inducidos en cerebros de moscas macho y hembra y observaron que eran más agresivos en los animales masculinos. Después, consiguieron identificar numerosas proteínas cuyos niveles eran más abundantes en las células tumorales de machos que en las de hembras.

Se centraron en la Phf7, que también se encuentra en humanos. Descubrieron que al eliminar esta proteína en moscas macho, la agresividad de los tumores se reducía.