27 de agosto de 2019
27.08.2019
La Opinión de A Coruña

La empresa de la carne con listeria estrenó instalaciones sin una inspección previa

"Si hay bacterias en un quirófano, cómo no las va a haber en mi fábrica", sostiene el gerente de Magrudis || "No sé lo que habré gastado en lejía", agrega

26.08.2019 | 21:50
La ministra de Sanidad, con los consejeros autonómicos, antes de la reunión de ayer para analizar el brote de listeriosis.

La empresa Magrudis, que fabricaba la carne origen del brote de listeriosis, la elaboró en sus nuevas instalaciones sin avisar antes a la Junta de Andalucía de la ampliación de las naves y sin la inspección previa, según aseguró ayer el subdirector de Protección para la Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Peinado.

El 31 de julio, Magrudis comunicó oficialmente a la Junta de Andalucía que había hecho unas obras de ampliación de sus naves de Sevilla, que la Junta no sabe exactamente cuándo se acabaron, aunque la empresa elaboró la carne mechada contaminada sin que las supervisara un inspector, indicó ayer Peinado en rueda de prensa. Los inspectores tienen un plazo de hasta 25 días desde que la empresa comunica el fin de los trabajos de ampliación hasta que pueda elaborar los productos, ha precisado el subdirector de Protección para la Salud. La empresa no tiene necesidad de informar del comienzo de los trabajos de ampliación pero sí de su finalización para que los inspectores confirmen que todos los nuevos elementos cumplen con las exigencias sanitarias, señaló Peinado.

El representante de la Consejería de Salud agregó que están analizando los autocontroles de la empresa hechos en junio en tres superficies distintos, que dieron negativos en los análisis de listeriosis. Además, el Ayuntamiento de Sevilla está comprobando si el horno es el adecuado para alcanzar la temperatura que permita la esterilización del producto.

La Junta afirma que aún tardará un tiempo en tener los datos exactos de lo ocurrido con este brote, las hipótesis y la conclusión, aseguró Peinado antes de subrayar que la fábrica de Magrudis está clausurada y toda la carne retirada del mercado.

Supuesto informe externo

Por su parte, el gerente de Magrudis, José Marín, aseguró ayer que su fábrica de Sevilla tenía un protocolo de limpieza diario. "Si encuentran bacterias en un quirófano, ¿cómo no va a haber en mi fábrica?", señaló. En declaraciones al diario ABC, Marín insistió en que en la fábrica se llevaban a cabo todas las medidas para prevenir episodios como este, un brote de listeriosis que ha afectado a más de 200 personas y ha provocado una muerte, la de una mujer de 90 años, mientras una segunda, la de un hombre con un cáncer terminal, se está investigando. "No sé ni lo que me habré gastado en lejía", indicó José Marín, quien afirmó que lo siente mucho por los afectados y se lamentó de que "aunque no supondrá la ruina, nos va a costar mucho salir de esto".

Tal y como aseguró Magrudis el pasado domingo en un comunicado, su gerente explicó que "días antes de ser envasada la carne" tenían un informe de una empresa externa que certificaba que la carne mechada era libre de listeria. También puso en duda que un carro de horneado estuviera contaminado, tal y como señaló un informe preliminar del laboratorio municipal de Sevilla ya que "se pone a 240 grados", aunque reconoció que, tras el horneado, esos dispositivos se llevaban a una zona de enfriado.

Marín admitió, además, que tuvo "algunos fracasos empresariales", pero asegura que es una persona "honrada y honesta" e insiste en que solo quieren que no haya más víctimas.

El brote de listeriosis se originó en la planta de Magrudis donde se elaboró la carne mechada de la marca La Mechá, aunque los análisis preliminares constataron que también están contaminados el lomo al jerez, el lomo a la pimienta y la carne que esta empresa distribuyó a Comercial Martínez León y que se vendió como marca blanca.

Precisamente ayer el Ayuntamiento de Sevilla acordó la suspensión cautelar de la actividad que de la empresa Comercial Martínez León, que distribuía sin un etiquetado adecuado la carne mechada elaborada y envasada por Magrudis, contaminada con listeria.

La medida, que se notificará a la empresa, fue acordada de forma preventiva por el consistorio sevillano con el objetivo de garantizar "la máxima seguridad alimentaria" y hacer todas las comprobaciones necesarias antes de que retome su actividad tras el periodo de vacaciones.

En la empresa se tomaron muestras, se analizaron las instalaciones y se revisó toda la documentación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.