07 de noviembre de 2019
07.11.2019
La Opinión de A Coruña

Las agresiones a sanitarios gallegos por parte de pacientes se duplican en dos años

Facultativos tendrán en el móvil un 'botón del pánico' para activar ante posibles agresiones || La iniciativa, pionera, está impulsada por el Colegio de Médicos coruñés

06.11.2019 | 22:02
Pacientes en la sala de espera de un centro de salud del Sergas.

Las agresiones a sanitarios gallegos en el ejercicio de su profesión han crecido hasta el punto de que, en dos años, se han duplicado. En 2016, el Servizo Galego de Saúde (Sergas) registró 226, mientras que en el 2018 la cifra subió a 480 episodios de distintos tipos de violencia, la mayoría, eso sí, de tipo gestual o verbal. Ante esta problemática y desde hace tiempo, el Colegio de Médicos de A Coruña trabaja en ofrecer nuevas herramientas que permitan minimizar las agresiones. Por ello, acaba de lanzar una experiencia piloto, en colaboración con la Xunta, que estará disponible en cuestión de "semanas". Se trata de una aplicación, que los facultativos se podrán descargar en sus teléfonos móviles, para contar con un botón del pánico que apretar ante ese tipo de episodios violentos.

El presidente del Colegio de Médicos coruñés, Luciano Vidán, explicó que esta aplicación se va a "testar" con aquellos médicos que quieran adherirse de forma "libre" en la provincia, pero la voluntad es que la herramienta "pueda extenderse", no solo a Galicia, sino también al resto del Estado, "si es útil". Y es que, según enfatizó, se trata de "una experiencia única en España". El acuerdo para la puesta en marcha de esta iniciativa pionera fue rubricado ayer el propio Luciano Vidán; el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda; el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña; y el director xeral de Emerxencias, Santiago Villanueva. Un acto en el que también estuvo presente la nueva secretaria general del colegio de médicos de A Coruña, Ana Álvarez.

Los facultativos podrán contar con esta herramienta en sus móviles, que les permitirá pulsar un botón de forma discreta y dar aviso al 112, que movilizará a la Policía Nacional, Policía Local o Guardia Civil. Para ello, deben estar previamente registrados, de forma que el 112 sabrá de forma individualizada quién da el aviso y el lugar en el que se encuentra. La aplicación está pensada también para médicos que realicen visitas a domicilio y trabajen en el rural. De hecho, el director xeral de Emerxencias, Santiago Villanueva, especificó que, "sin que el médico hable con el 112, la operadora ya estará escuchando lo que sucede", lo que activará el protocolo.

Durante la presentación de la aplicación, Luciano Vidán aseguró que los facultativos se encuentran "perplejos" y "muy descolocados" ante las situaciones "tremendamente desagradables" que "están aumentando". El presidente del Colegio de Médicos de A Coruña subrayó que las agresiones verbales o físicas a sanitarios gallegos "se duplicaron" en el periodo entre 2016 y 2018, hasta rozar el medio millar. Trece acabaron en denuncias contra los pacientes. Vidán advirtió, además, de que existe una "subestimación" de las agresiones a sanitarios, ya que muchos no informan de esta problemática, por lo que las cifras registradas son solo "la punta del iceberg".

Con todo, el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, señaló que las cifras de hostilidades que sufren los galenos gallegos está por debajo de la media estatal, y remarcó que la mayoría son verbales.

Por su parte, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, lamentó que estos ataques se estén "agudizando en los últimos años", y consideró que "se debe hacer todo lo posible para poder prevenirlos". Rueda aplaudió la puesta en marcha de iniciativas como la aplicación presentada ayer, que "facilita muchísimo" el protocolo de actuación y sirve para "coordinar los tiempos de respuesta".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.