Los peregrinos y visitantes a la catedral de Santiago de Compostela que deseen visitar la estatua en honor del apóstol solo podrán hacerle una reverencia, pero no dar una abrazo, como medida preventiva contra la transmisión del coronavirus, anunció el Cabildo de ese templo católico.

En un comunicado, subraya que los visitantes podrán seguir la tradición de "subir al camarín de Santiago", pero "sólo podrán hacer algún signo de reverencia a la sagrada imagen para evitar cualquier peligro de contagio".

El Obispado católico de Santiago de Compostela ha invitado además a retirar el agua bendita de las iglesias y a evitar el besamanos y cualquier forma de contacto físico en los templos como medida de prevención para evitar la propagación del coronavirus Covid-19.