24 de marzo de 2020
24.03.2020

Un funcionario de la prisión de Teixeiro, en cuarentena al dar positivo en coronavirus

Diecisiete presos se hallan aislados en esta cárcel tras haber regresado de los permisos

23.03.2020 | 21:37

Un funcionario de la prisión provincial de Teixeiro que ya se encuentra en cuarentena se convierte en el segundo de este cuerpo que da positivo en coronavirus tras las pruebas que se le realizaron. La cárcel lucense de Bonxe es el centro al que pertenece el otro empleado penitenciario contagiado. En Teixeiro hay además un grupo de 17 reclusos que se hallan aislados del resto en el denominado módulo de ingresos ante la posibilidad de que se hayan contagiado durante los permisos de los que pueden disfrutar, por lo que permanecen en este recinto durante catorce días a la espera de que se verifique que no muestran síntomas de haberse infectado.

A pesar de que los funcionarios han conseguido dotarse de guantes y gel desinfectante para desarrollar su actividad en la prisión, reclaman también disponer de mascarillas para contar con mayor seguridad. Al igual que en otras instalaciones de este tipo, en Teixeiro se han suprimido las visitas a los internos, los permisos de salida y la actividad en los talleres que tienen por finalidad la reinserción social con el fin de evitar posibles contagios.

La situación que se vive en las cárceles españolas llevó ayer al sindicato CSIF a remitir un escrito al Ministerio de Sanidad en el que exige que a todos los funcionarios se les realice la prueba del coronavirus al estimar que su labor es un servicio esencial a la sociedad, de forma que un contagio de este personal alteraría el normal funcionamiento de las instalaciones.

CSIF asegura que hay "numerosos trabajadores" de instituciones penitenciarias que permanecen aislados en sus domicilios por haber mostrado síntomas de padecer el coronavirus y que no se les han efectuado las pruebas, a pesar de que el decreto del estado de alarma detalla que deben realizarse a los trabajadores de los servicios esenciales, entre los que menciona a estos funcionarios.

Perjuicio al servicio

Según el sindicato, la ausencia de este personal de las prisiones causa un "perjuicio en la prestación del servicio" al reducirse el número de trabajadores que lo llevan a cabo, por lo que reclama que se le hagan las pruebas del coronavirus.

El descarte de que algunos de estos funcionarios no padecen la enfermedad no solo supondría su regreso al puesto de trabajo y la mejora del servicio en las prisiones, según CSIF, sino también el fin de la incertidumbre que soportan sus familias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.