27 de marzo de 2020
27.03.2020
La Opinión de A Coruña

España supera los 4.000 fallecidos y el Gobierno compra test rápidos que no valen

Sanidad devuelve las 9.000 pruebas compradas a una empresa china sin licencia || El PP exige la asunción de responsabilidades y el ministerio se defiende: "El producto tenía la marca CE"

26.03.2020 | 23:45
El rey Felipe VI, ayer, durante su visita al Ifema de Madrid.

El incremento diario de víctimas mortales cayó por primera vez en una semana, pero este rayo de esperanza quedó amortiguado por la polémica de la compra de un lote de 9.000 test de diagnóstico rápido por parte del Ministerio de Sanidad que no funcionan y que el Gobierno va a devolver.

España suma 56.188 contagiados, un 18% más en un día, pero un 2% menos que hace un par de jornadas. Los muertos por coronavirus son ya 4.089. Son 655 más en 24 horas, lo que supone un 19% más, pero lejos del 27% de incremento del día anterior. Son 83 fallecimientos menos, según el balance diario del Gobierno central.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, se agarró a estos datos para asegurar ayer en el Congreso que España podría estar aproximándose al "pico de la curva" de contagios por Covid-19, lo que supondría iniciar una fase de estabilización de la pandemia. "De confirmarse esta tendencia general, esto indicaría que el número de casos notificados se podría estar aproximando a su máximo. A lo que coloquialmente llamamos el pico de la curva", explicó el ministro en su comparecencia.

Illa explicó que el incremento medio diario de casos notificados entre el 28 de febrero y el 16 de marzo se situó en torno al 40%, mientras que entre el 17 al 24 de marzo, ha sido de cerca del 20%. Estos datos son los que le permiten afirmar en su opinión que "la transmisión podría estar ralentizándose e incluso estabilizándose gracias a las medidas adoptadas" por el Gobierno.

No obstante, advirtió de que el pico en los hospitales y, especialmente en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), no ha llegado todavía. Se espera para mediados de abril, y "de forma escalonada en las distintas comunidades". Ya sucede así. Madrid, con 17.166 infectados, Cataluña, con 11.592 y País Vasco con casi 4.000 son las comunidades con más casos.

El departamento de Illa reconoció también ayer el error con las pruebas de diagnóstico rápido. Los test tienen una sensibilidad del 30%, cuando deberían superar el 80%, lo que supone que dan muchos falsos negativos. Sanidad quería los test para diagnosticar más casos de coronavirus que todavía no han aflorado, pues sólo se hacen prueba a los casos más graves y son muchas las personas con síntomas a los que se no les diagnostican precisamente por falta de test. El ministerio anunció el fin de semana la adquisición de 640.000 test rápidos, pero los 9.000 primeros que se han repartido no valen. El PP ya ha exigido la asunción de responsabilidades.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, en su cuenta de Twitter, aseguró: "Sánchez debe explicar por qué el Gobierno no ha validado los test que ha comprado y que no funcionan, y si se han adquirido a una empresa sin licencia, como dice China. Si es cierto, estamos ante una auténtica irresponsabilidad que debe tener consecuencias".

Por su parte, el ministro Salvador Illa en su comparecencia en el Congreso se defendió: "La partida que nos llegó fue comprada a un distribuidor nacional que nos dio las garantías y era un producto marca CE", esa marca garantiza que puede venderse en toda Europa porque cumple la normativa de la Unión Europea. El ministro también afirmó que sobre este producto no había alertas por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ni de la Agencia Europea del Medicamento.

Posteriormente, en una nota de prensa, el Ministerio de Sanidad "reiteraba que no compró los test rápidos de coronavirus defectuosos directamente a China sino a través de un proveedor nacional, del que no facilitó el nombre.

Sanidad también explicó que la partida de test rápidos ya ha sido devuelta y que contaba con homologación europea para su compra y comercialización en todo el espacio comunitario.

La Embajada de China en España en su cuenta oficial de Twitter, sin embargo, aseguró que los kits de test rápidos fueron comprados a una empresa sin licencia. El Ministerio de Comercio de China ofreció al Ministerio de Sanidad "una lista de recomendaciones de proveedores clasificados" entre los que no se encontraba la compañía a la que el Gobierno español adquirió las pruebas de diagnóstico rápido. Esa empresa carece de "licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender sus productos", remarcó la embajada a través de las redes sociales.

Horas después la empresa hizo llegar al Gobierno central una carta, que este distribuyó a los medios de comunicación, en la que asegura que cumple con todos los requisitos para exportar a la Unión Europea y se ofrece a volver a enviar los test "para asegurar la sensibilidad y especificidad y ayudar a España a luchar contra la Covid-19". Desde el Gobierno asegura que esos equipos para realizar las pruebas y que contaban con certificados para su venta en la UE serán devueltos al estar erróneos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.