31 de marzo de 2020
31.03.2020
La Opinión de A Coruña
José Manuel Fandiño | Jefe de las Urgencias del Hospital de A Coruña

"Las próximas dos semanas son claves para ver si se logra contener la curva"

El Hospital de A Coruña habilita un espacio en Urgencias para pacientes sin Covid-19

30.03.2020 | 23:25
El doctor José Manuel Fandiño, ayer, en el Hospital de A Coruña

El aumento del número de pacientes con síntomas sospechosos de Covid-19 ha llevado a la dirección médica del área sanitaria a habilitar un espacio en el edificio principal del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) para dar asistencia a los enfermos que no están afectados por el coronavirus y que acuden a Urgencias por otras patologías comunes. Las nuevas instalaciones, que entrarán hoy mismo en funcionamiento, están ubicadas en la zona de las antiguas consultas externas de la segunda planta. No obstante, todos los pacientes que se dirijan al servicio de emergencias del Chuac seguirán accediendo por la puerta principal. Una vez allí, un triaje separará a los enfermos por síntomas y dolencia.

¿Esta ampliación del espacio de Urgencias estaba prevista inicialmente en el plan de contingencia frente al Covid-19?

Sí, nuestro plan cuenta con varias fases de actuación. La primera consistía en dividir las Urgencias en dos circuitos diferenciados, uno para pacientes con síntomas sospechosos de Covid-19 y otro para patología general, algo que ya hicimos hace un par de semanas. Ahora hemos ampliado la superficie del Servicio, habilitando en la segunda planta un espacio de 620 metros cuadrados, que se unen a los 4.000 de los que ya disponíamos. En este área se atenderá a los enfermos con patología general, mientras que el primer piso se destinará a los casos sospechosos de coronavirus.

¿Si continúan aumentando los contagios de Covid-19, cuál sería el siguiente paso? ¿Se plantean trasladar parte del Servicio al Materno?

La idea inicial es que todo el Servicio permanezca en el edificio principal del Chuac, ya que necesitamos las áreas de drenaje. En Urgencias vemos a enfermos críticos, de ahí que precisemos tener una salida a la UCI; pacientes con infarto de miocardio, que hay que trasladar al área de Hemodinámica; o con ictus, que se derivan a Neurorradiología, por ejemplo. Sí que nos planteamos varios escenarios posibles, en los que se podría barajar la idea de recurrir al Materno, pero nuestros servicios de soporte están en el edificio principal. Por eso es más lógico que nuestra expansión se lleve a cabo en ese bloque central.

¿Qué porcentaje de los pacientes que atienden en Urgencias es positivo en Covid-19?

Primero hay que destacar que la afluencia general a nuestro Servicio ha disminuido en torno a un 50%. Antes de esta crisis del coronavirus, atendíamos a una media de 386 enfermos cada día; el pasado viernes fueron 177. Esto significa que la población ha captado el mensaje y nos está ayudando bastante. De ese total de pacientes que vemos, entre un 30 y un 60% son casos sospechosos de Covid-19. A todos ellos se les realiza la prueba para detectar el virus, y en torno a un 25% da positivo.

¿Cuál es el perfil mayoritario de esos enfermos?

La mayoría supera los 65 años, y llega a nuestro Servicio con más afectación porque la capacidad de reserva fisiológica que tiene esa población es muchísimo menor. No obstante, también atendemos a pacientes jóvenes con síntomas de Covid-19. La gente está muy preocupada y busca una respuesta inmediata, pero lo que ha de determinar el ir a Urgencias es el cuadro clínico. Para los casos leves, conviene utilizar los recursos que se han habilitado, que son muchos. La atención telefónica se ha reforzado en el 061 y el 900 400 116. Pueden llamar a estos números, y se les citará para realizar la prueba de detección del coronavirus. Siendo capaces de controlar esos episodios leves con el tratamiento o las medidas que los médicos les pauten, nosotros tendremos más capacidad para manejar los cuadros urgentes que nos vayan llegando. Porque aunque la afluencia global a las Urgencias ha disminuido, en el circuito para los casos con sospecha de Covid-19 se sigue un protocolo de actuación muy estricto para evitar la contaminación y el contagio, tanto del personal sanitario, como de los pacientes. Y eso supone una carga de trabajo añadida importante.

¿Si la cifra de contagios en Galicia no para de crecer, podríamos llegar a vernos en una situación como la que atraviesa Madrid?

Nadie desea verse en una situación como la de Madrid. Confío en que el hecho de que tengamos un margen de diferencia de ocho ó diez días con respecto al inicio de los contagios, y de que las medidas de confinamiento de la población se hayan decretado de manera global, nos pueda ayudar. A lo largo de esta semana y de la que viene veremos si ha sido así. Van a ser días claves para saber si se ha logrado contener la curva de contagios y el flujo de pacientes que nos llegan. Luego habrá que evaluar la situación en las plantas de hospitalización y en las UCI, porque los enfermos con Covid-19 pueden pasar entre dos y cuatro semanas en las unidades de críticos. Si la situación no es buena en esos servicios, eso repercutirá en el drenaje de las Urgencias.

¿Cómo lleva el personal de Urgencias la actual situación?

Aunque estamos muy implicados y sabemos que esto forma parte de nuestro trabajo, también tenemos una mochila a nuestras espaldas: hijos, padres mayores... La dirección del hospital ha reforzado el apoyo psicológico, y eso nos está ayudando a canalizar el estrés. Todos los compañeros están actuando de una forma maravillosa, demostrando que somos un servicio público y dándose a los demás, que es nuestra función.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.