04 de abril de 2020
04.04.2020
La Opinión de A Coruña
Crisis del coronavirus

Los payasos de hospital se reinventan: del toc toc en la puerta a la pantalla

El entretenimiento para niños enfermos también sufre cambios por la pandemia

04.04.2020 | 10:39
Payasos de hospital.

La crisis del coronavirus ha impedido que los payasos de hospital sigan visitando a diario a los niños ingresados, pero no han dejado paradas sus narices rojas: han cambiado el "toc, toc, ¿se puede pasar?" preguntado en la puerta de la habitación por el "toc toc: ¿podemos pasar a tu pantalla?".

"No podemos quedarnos en casa con la queja y con el enfado; somos payasos, somos creativos y tenemos una misión: intentar desdramatizar el entorno hospitalario y llegar a los niños ingresados para que puedan reír, soñar, jugar y seguir siendo niños", explica a EFE el director artístico de PayaSOSpital, Sergio Claramunt.

La asociación sin ánimo de lucro valenciana, con más de dos décadas de existencia, ha puesto en marcha "Sonrisas desde casa", por la que de lunes a viernes ofrece en su canal de Youtube vídeos dirigidos a diferentes franjas de edad, y explica que en otras comunidades autónomas se están haciendo iniciativas similares.

Desde que el pasado 12 de marzo entraron por última vez a las habitaciones de niños ingresados -cada mes hacen 2.380 visitas a ocho hospitales de la Comunitat Valenciana- empezaron a idear cómo seguir cumpliendo su "misión de llevar las risas" a estos pequeños, y el resultado ha sido una completa programación de vídeos.

Cada día publican nueve "micro actuaciones" de una duración media de unos dos minutos, grabados en sus casas por dieciséis payasos y payasas y dirigidos a neonatos (con música y nanas tranquilas); a lactantes (con elementos visuales como marionetas); a niños de 3 a 5 años; a la franja de 6 a 9 años, y a preadolescentes y adolescentes.

Pero sus destinatarios no son solo estos menores: la doctora Vacuna, el enfermero Baldomero, la Supervisora Remedios o la doctora Espadradapa protagonizan también vídeos para los adultos que están acompañando a los niños ingresados, y otros dirigidos a animar al personal de los hospitales, que les envían por Whatsapp.

"Los payasos hacen cada vez vídeos más bonitos; algunos se atreven incluso a hacer montajes y vamos progresando en calidad", afirma Claramunt, quien precisa que, salvo un matrimonio de payasos que aparecen juntos, el resto son actuaciones en solitario, aunque a veces se asoman "actores secundarios", como el compañero o la madre de alguno.

El payaso de hospital español con más experiencia explica que esta es solo la primera fase, pues en dos semanas van a iniciar directos, en los que la gente se pueda conectar e interactuar, a semejanza de sus actuaciones en el hospital, y también videollamadas específicas a niños oncológicos.

"Estamos haciendo esto porque está en nuestro ADN, es nuestra razón de existir", asegura el fundador de PayaSOSpital, quien considera que estas actuaciones diarias suponen "perpetuar" su misión y proseguir lo que hacían hasta ahora: "es como el teletrabajo del payaso".

Estar ingresado en un hospital supone "un momento difícil en la vida, y ahora con lo que está pasando mucho más", asevera Claramunt, quien señala que en este momento en que están restringidas las visitas y el personal anda más estresado, es importante seguir llegando a estos menores a través de las pantallas.

En los vídeos apenas se habla del coronavirus, igual que en el hospital no hablan de enfermedades, sino de "imaginar que estamos en la selva, o en un escenario haciendo magia, o bailando una coreografía, o te vamos a contar un cuento y te vas a olvidar dónde estás y vas a aceptar mejor tu entorno", afirma.

Admite que en estos momentos no tienen fondos suficientes para contratar a todos los payasos de la ONG -que tiene 24 artistas profesionales-, pues los eventos de recaudación a beneficio de PayaSOSpital se han anulado o pospuesto sin fecha, hay empresas que están repensando su contribución económica y no saben qué pasará con las subvenciones públicas.

Pese a todo, reivindica el "espíritu del clown", que transforma "las dificultades en retos", que acepta la realidad como viene y que le echa humor a la vida, porque "la risa ha sido siempre un recurso del humano para poder vivir las tragedias más grandes" y hay que "intentar vivir lo mejor posible: lo bueno pasa y lo malo también".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

SELECTIVIDAD A CORUÑA 2020


Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.