18 de abril de 2020
18.04.2020
La Opinión de A Coruña

Las muertes aumentan en 585 y Sanidad revisará los datos por "incoherencia"

España suma 19.478 decesos y 188.068 contagios || El Gobierno central achaca el baile de cifras a la discrepancias con Cataluña

18.04.2020 | 00:20
Sanitarios del Hospital Severo Ochoa, de Leganés, agradeciendo los aplausos ayer.

La disparidad de criterios entre las diferentes comunidades autónomas para contabilizar los muertos obligará a revisar al Ministerio de Sanidad los datos recogidos hasta la fecha "en los próximos días". Por eso, los datos ofrecidos ayer, "pueden parecer extraños", como ha dicho Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Para poner freno a esos desbarajustes, el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado una nueva orden con la que pretende unificar la forma comunicar los datos: cuando se hable de decesos, solo se contabilizarán los fallecidos con test o PCR positiva en coronavirus.

Según el último parte de Sanidad, hecho público ayer, son 585 los nuevos fallecimientos por coronavirus en las últimas 24 horas, 19.478 en total. Por otra parte, la cifra de nuevos infectados es de 5.252, que elevan a 188.068 las personas que han desarrollado la enfermedad en España desde el inicio de la crisis. Pero las diferencias de muertos y contagios no casan con las del día anterior. Porque, con esos datos totales, se habrían producido un total de 348 muertes más y habría 2.000 altas menos que hace un día. Esas "discrepancias" las ha reconocido Simón en rueda de prensa.

Simón ha explicado que hay una autonomía que ha venido dando hasta ahora "dos fuentes de información"y, aunque "los datos han sido siempre coherentes", en "los últimos días ha habido algunas incoherencias".

En el momento, Simón no ha especificado cual. Pero el informe de ayer recoge una nota al pie –entre muchas otras– que señala a Cataluña, que el jueves destapó más de 3.000 nuevos fallecidos que no habían sido computados hasta el momento, en residencias y hogares, tanto en lo referente a los positivos como a los sospechosos.

Concretamente, el dossier apunta que "se han actualizado datos de Cataluña que han sido validados por las autoridades de Salud Pública" y anuncia que "las variaciones derivadas de esta actualización serán corregidas en los próximos días".

De hecho, el desfase de las cifras estatales con respecto al día anterior se corresponde a esta comunidad: el viernes, el Ministerio había informado de 3.855 defunciones en Cataluña y 17.292 altas. Pero ayer, señaló que son 3.752 las muertes y 12.787 las personas que han superado el virus, 4.505 menos que el viernes.

"Hemos sacado los datos porque nuestro interés es que los tengan, pero estamos tratando de corregir las series para que las fuentes de información sean homogéneas", se ha disculpado el epidemiólogo Simón, quien ha avisado que durante algunos días, "dos, tres, cuatro", los datos podrán "parecer un poco extraños".

Así que, de acuerdo con el nuevo cómputo, efectuado por el departamento dirigido por Salvador Illa, la cifra total de afectados asciende a 188.068, los fallecidos son 19.478 y los curados 72.963 (3.502 más que ayer).

Con el objetivo de unificar criterios, ayer el BOE ha emitido una nueva orden, que modifica a las publicadas el pasado 15 y 23 de marzo, para fijar a las comunidades un modelo único de notificación. El objetivo: una gestión más eficaz de la información sobre el impacto del coronavirus. A partir de ahora, se solicitan datos más detallados que "no todas pueden recabar en el mismo momento". Por eso, la adaptación del nuevo criterio llevará un tiempo, cuestión de días. El documento ratifica los principios de Sanidad sobre los decesos: solo se podrán contabilizar aquellos con PCR o test rápido que hayan dado positivo, pero también incluye novedades.

Además, se deja de pedir el número de test PCR realizados diariamente. A partir de ahora, se requerirán semanalmente, debido a que "no siempre los servicios de salud pública los podían pasar a diario". De ahí que tanto Simón como Illa no ofreciesen cifras exactas, sino horquillas, en sus comparecencias.

No obstante, desde ayer, las comunidades deben remitir entre las 20.00 y 21.00 horas las muertes totales a causa del Covid-19 desde el 31 de enero, así como los casos acumulados desde esa misma fecha mediante prueba diagnóstica, incluyendo sintomáticos y asintomáticos.

También se requiere el número de personas con síntomas y sin síntomas en el momento de la prueba y las que han ingresado en centros hospitalarios u otros centros habilitados para la atención de pacientes, incluyendo los que se encuentran en unidades de cuidados intensivos.

Asimismo, se piden los casos confirmados ingresados en las UCI, cifras de las altas hospitalarias y domiciliarias, y las confirmaciones diagnósticas que se hayan realizado únicamente mediante test de anticuerpo (sin PCR, o con esta negativa).

Y lo mismo se aplica para los fallecimientos, lo que impedirá contabilizar los más de 3.000 fallecidos extra aflorados en Cataluña y los otros 3.000 que contaba también Madrid fuera de las instalaciones hospitalarias.

En cuanto a la información sobre capacidad asistencial, la nueva orden publicada en el BOE señala que los centros hospitalarios públicos y privados que atiendan casos de coronavirus deberán informar diariamente, entre las 13.00 y 14.00 horas, sobre el número total de camas: las ocupadas por personas con el virus y por personas sin el virus, los ingresos y las altas en las últimas 24 horas. Esta información deberá incluir también un informe sobre las unidades críticas que cuenten con respirador y las que no.

La información sobre recursos materiales se remitirá una vez a la semana, los viernes. Debe incluir el número de existencias y el consumo de mascarillas y el resto de material de protección, kits de diagnóstico y otro material empleado en la lucha contra el Covid. En cuanto a la información sobre recursos humanos, también se pide semanalmente el número de profesionales contratados y comunidad de procedencia.

Con todo, Illa ha justificado estos cambios y la precisión de los datos como "imprescindibles" para la fase de "desescalada". El ministro ha subrayado que pretende tener unos datos con más detalle. "Quiero ser muy cristalino en esto e insisto en que somos muy exigentes con la calidad de los datos que pedimos a las comunidades. Y en este contexto hay que interpretar esta nueva orden", ha señalado el titular de Sanidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

SELECTIVIDAD A CORUÑA 2020


Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.