03 de mayo de 2020
03.05.2020
La Opinión de A Coruña

Galicia puede recibir 1.300 millones del fondo de recosntrucción

Pedro Sánchez ofrece cogobernanza a cambio de apoyos a la prórroga del estado de alarma pero advierte de que "no hay plan B"

03.05.2020 | 00:31
Galicia puede recibir 1.300 millones del fondo de recosntrucción

Consciente de que los aliados del Gobierno se oponen a una nueva ampliación del estado de alarma y de sus amenazas de votar en contra de la prórroga el próximo miércoles en el Congreso de los Diputados, Pedro Sánchez se abre ahora a una "cogobernanza" con las autonomías para aplicar el plan de desescalada. Sin embargo, ayer defendió que es imprescindible que continúe vigente la excepcionalidad porque constituye el único sostén jurídico que puede garantizar una desescalada existosa. El resto, advirtió, sería el caos.

De acuerdo con el presidente, ya no se podría restringir la movilidad, se dispararían los contagios y quedarían desprotegidas las personas que tienen una cobertura social mientras dure este periodo de excepcionalidad. "No hay plan B", dijo, desde una comparecencia en la que pidió "responsabilidad" a sus socios, a quienes hizo un guiño con esa "cogobernanza" y el anuncio de un fondo para las comunidades autónomas no reembolsable de 16. 000 millones de euros. Ante las críticas crecientes en la oposición por la ausencia de diálogo, el presidente respondió que llama regularmente a los líderes de todas las fuerzas políticas, algo que el Partido Popular y Ciudadanos desmintieron de inmediato.

En la comparecencia de Sánchez latió de fondo la fuerte preocupación que hay en el Ejecutivo por el plantón de sus aliados. Esta semana, PNV, ERC, BNG y Bildu han avisado a la Moncloa de que no cuenten con ellos para votar a favor de otra prórroga. Consideran que el Gobierno actúa con un centralismo ineficaz, piden la devolución de competencias que consideran usurpadas y exigen al Gobierno central que se ponga fin al estado de alarma.

Estos partidos fijarán mañana, en sus respectivas ejecutivas, el sentido de su voto. El grupo de Íñigo Urkullu, que hasta ahora había apoyado la excepcionalidad, se inclina una abstención y no descarta el no. Republicanos, gallegos e independentistas vascos sopesan rechazar la ampliación. Esto dejaría a Sánchez al albur de Pablo Casado. El pleno se convertiría en una especie de moción de confianza informal. De ahí la insistencia del presidente en asegurar que no hay alternativas.

"El estado de alarma es una necesidad, no es un capricho", subrayó. Argumentó que la mayoría de gobiernos europeos emplean ese mismo mecanismo y recordó que esa norma, aunque limita derechos, garantiza múltiples ayudas que recibe la población mientras siga vigente la alarma: quienes sufren un ERTE, las prestaciones por cese de actividad de los autónomos, o los beneficiarios de moratorias para alquileres o hipotecas quedarían desprotegidos sin ese instrumento, señaló.

"¿Hay un plan B? No hay plan B, el único plan es el estado de alarma", defendió. Desde esa necesidad, apeló a todas las fuerzas políticas para que asuman su "responsabilidad" y estén "a la altura". "¿Cómo no va a estar justificado un estado de alarma en el momento en que hay más incertidumbres que certezas?", planteó.

Sánchez considera que el Gobierno ya ha mantenido una interlocución regular con todos los partidos y las comunidades autónomas, pero sí anunció que en la fase de desescalada que ahora comienza esa "cooperación" será más intensa.

"Ahora que hemos superado los peores momentos de urgencia y, reconozcámoslo, de cierto agobio, podemos ahondar en la cooperación y mejorar la cogobernanza en la desescalada", dijo, admitiendo implícitamente que, quizá, no hubo la fluidez de comunicación requerida por los ejecutivos territoriales. Fuentes gubernamentales indicaron que esa "cogobernanza" implica que el Gobierno central tendrá reuniones periódicas bilaterales para valorar los cambios de fase.

Sus principales aliados en el parlamento, PNV y ERC, que le avalaron en la moción de censura del 2018 y en la última investidura y ahora amagan con no apoyarle en la prórroga del estado de alarma, dirigen gobiernos autonómicos que, anunció, recibirán 16.000 millones de euros de un fondo no reembolsable, cantidad para cubrir el gasto sanitario (10.000 millones), como compensación por la caída de actividad económica (5.000 millones) y por gasto social (1.000 millones). Del fondo se beneficiarán todas las comunidades autónomas, no solo aquellas que hayan sido más impactadas por la pandemia.

Sánchez concretará esa decisión a los presidentes autonómicos en la conferencia que mantendrá con ellos a lo largo del día de hoy. Galicia podría recibir 1.300 millones procedentes de este fondo si se utilizan los mismos criterios que para las entregas a cuenta del sistema de financiación, según cálculos realizados por el Gobierno autonómico.

Está por ver si este nuevo fondo para las autonomías y la intensificación de los contactos (discretos) que destacados miembros del Gobierno y el PSOE han hecho en los últimos días consiguen recoser las alianzas con unos socios que han empezado a distanciarse a medida que han empezado a percibir una erosión en el Ejecutivo. Máxime con elecciones por delante, como las hay en Galicia, Euskadi y Catalunya, aunque no estén señaladas en el calendario.

Las llamadas de los lunes

Lo que no consiguió Sánchez en su comparecencia es convencer a otros grupos de la oposición. Tampoco esperaba un súbito entendimiento con los conservadores, pero lo cierto es que se acabó generando una nueva controversia cuando el presidente aseguró que, en las semanas en las que ha de solicitar una nueva prórroga del estado de alarma, llama los lunes a los líderes de todas las fuerzas políticas para traslarles esa decisión.

Fuentes del PP explicaron que Sánchez lleva trece días sin hablar con Pablo Casado y desde esa conversación a la anterior habían transcurrido otros 20 días. En los 43 días del estado de alarma, el presidente solo ha llamado tres veces al líder de los populares,de acuerdo con fuentes del partido. Ciudadanos también aseguró que su presidenta, Inés Arrimadas, no habla con el jefe del Ejecutivo desde el 16 de abril pasado.

Sánchez también anunció que el Consejo de Ministros del próximo martes aprobará un nuevo tramo de 24.000 millones de euros de los 100.000 millones de avales públicos a créditos a empresas, pymes y autónomos, que se gestionará través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.