03 de mayo de 2020
03.05.2020
La Opinión de A Coruña
Antonio Antela
Jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario de Santiago

Coronavirus en A Coruña | "Volver al trabajo fue un reto; la Covid-19 te deja secuelas físicas, y también psicológicas"

03.05.2020 | 01:13
Coronavirus en A Coruña | "Volver al trabajo fue un reto; la Covid-19 te deja secuelas físicas, y también psicológicas"

Ser un experto en enfermedades infecciosas no libró del contagio del coronavirus al responsable de la Unidad que atiende a los pacientes con ese tipo de dolencias en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago, Antonio Antela. Tras pasar 15 días ingresado en el Hospital de A Coruña y otras dos semanas recuperándose en casa de una neumonía bilateral, este internista se reincorporó el lunes de la pasada semana a su puesto de trabajo. Un regreso ilusionante y emotivo (sus compañeros le recibieron con una enorme pancarta), pero también cargado de miedos e incertidumbres. "Volver al hospital fue para mí un reto", subraya este especialista, quien reconoce que al recibir el alta y regresar a su domicilio pensaba que la vuelta a la normalidad "iba a ser mucho más rápida y que, enseguida, podría volver a trabajar". "Pero la realidad es que la Covid-19 requiere de un tiempo de recuperación más prolongado. Durante el ingreso perdí mucho peso, y no solo grasa, también músculo, por lo que me encontraba bastante débil. Y tampoco estaba preparado mentalmente. Esta enfermedad te deja unas secuelas, no solo físicas. Te cuesta concentrarte. Yo intentaba ponerme al día, seguir las noticias y las novedades terapéuticas sobre la epidemia, pero me cansaba, no era capaz de estar mucho tiempo buscando artículos y demás. Y sentía también como una especie de rechazo psicológico hacia todo ese tema", señala.

Durante su hospitalización, no llegó a estar en la UCI, aunque sí en un situación en la que, recalca, "tú mismo te ves a la deriva, y muy vulnerable". "Cuando te estás recuperando, con frecuencia te vienen a la mente esos momentos que has vivido, además, con el agravante del aislamiento", explica este doctor, quien admite que esas imágenes también le asaltaron durante el camino de regreso a su puesto de trabajo. "Ese día fue tremendo, de muchísimas emociones. Por un lado, tenía la alegría por volver a formar parte de mi equipo y sentirme útil. Por otro, la incertidumbre de si iba a ser capaz de responder físicamente, y el temor ante la posibilidad de volver a infectarme. No me puedo considerar protegido. No se conoce bien si todos desarrollamos inmunidad protectora", señala.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.