08 de mayo de 2020
08.05.2020
La Opinión de A Coruña
Raquel Medialdea Biotecnóloga especializada en enfermedades infecciosas, epidemióloga en Malta

"Resultaba muy difícil pronosticar que el Covid-19 tuviese el impacto que ha tenido"

"No todos los países tienen la misma capacidad de hacer test ni declaran los muertos de la misma manera; no se pueden comparar las cifras"

08.05.2020 | 00:54
La biotecnóloga Raquel Medialdea.

La biotecnóloga Raquel Medialdea, científica especializada en enfermedades infecciosas y salud pública con un doctorado por la Universidad de Liverpool, trabaja como epidemióloga del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) haciendo una Fellowship EPIET en el Ministerio de Salud de Malta

La biotecnóloga española Raquel Medialdea es parte del equipo que lidera la respuesta al coronavirus en Malta, que solo ha sufrido 450 casos y tres muertos, y trabaja en el desarrollo de la vigilancia, manejo de casos de Covid-19 y desarrollo de estudios de seroprevalencia de anticuerpos. Con la OMS está trabajando en la implementación de herramientas para el seguimiento de contactos en países de Europa y América. Medialdea ha asistido también a epidemias de ébola y admite que Esta "no se transmite tan fácilmente como el coronavirus". Cree que España no podía prever el impacto de la pandemia y que se siguieron las recomendaciones internacionales para frenarla. Eso sí, advierte: "No sabemos si la segunda y la tercera oleada serán peores; depende de las medidas que se adopten".

Ha estudiado el ébola en África. En su opinión, ¿el Covid-19 es una amenaza mayor o menor?

A pesar de que son virus muy diferentes, ambos son culpables de las peores epidemias vividas en la última década y el efecto de ambos es catastrófico. En realidad, el virus SARS-CoV-2 que causa la enfermedad del Covid-19 es muy diferente al virus del ébola. Sin embargo, debo reconocer que ambos virus son una amenaza para la sociedad, pero en diferente forma y medida. La mortalidad asociada al ébola es muy alta (entre el 30 y el 90 por ciento dependiendo de la epidemia), pero este virus que ha causado letales epidemias en África no se transmite tan fácilmente como el Covid-19. Es bastante improbable que una epidemia de ébola pudiera expandirse en un país como España. Sin embargo, sin una respuesta a la epidemia adecuada, el ébola consigue causar un impacto enorme en los países afectados. Por otro lado, el Covid-19 es una enfermedad bastante leve en la mayoría de los casos, pero este virus de la familia de los coronavirus, consigue transmitirse muy fácilmente aún antes de comenzar los síntomas, de manera que es muy difícil parar una infección cuando no sabes si la puedes tener.

Hay muchas dudas sobre el origen del virus. Algunos científicos creen que no puede ser natural, incluso señalan que parece una combinación de otros virus. ¿Qué opina?

Rechazo totalmente las teorías de la conspiración sin evidencia científica. Debemos evitar confiar en fuentes de información no fiables o comprobadas. No hay evidencias científicas demostradas de que este virus sea una combinación de otros virus. Lo que sí está demostrado es que este virus evolucionó de otros coronavirus presentes en murciélagos. Además, se ha especulado que otras especies animales como el pangolín pudieran ser los organismos intermediarios en los cuales el virus creciera hasta que se transmitió a humanos.

En España hemos superado los 250.000 infectados, con casi 26.000 muertos. ¿Se ha hecho algo mal? ¿Deberían haberse tomado medidas antes?

El Covid-19 ha afectado de manera desproporcionada a muchos países de Europa y al comienzo de la epidemia era muy difícil pronosticar podía llegar a tener este impacto. Los equipos de expertos en España, aconsejados por organismos internacionales como la OMS y el ECDC, fueron tomando las medidas que iban siendo recomendadas internacionalmente. Sin embargo, el coronavirus llega a España por varias vías diferentes, resultando en un gran número de introducciones del virus en diferentes regiones del país. Todavía deberán pasar unas semanas más para poder comparar el impacto que las diferentes acciones han tenido en la reducción de la pandemia y, por tanto, poder saber qué medidas deberían haberse tomado.

¿Por qué otros países están frenando el avance del virus con más éxito? ¿O es solo una impresión que no se corresponde a la realidad?

Es difícil comparar las tasas de infecciones en España y en otros países debido a que no todos los países tienen las mismas capacidades para hacer test diagnósticos y no todos los países declaran los casos de muerte por coronavirus de igual manera. Sí que parece que algunos países han conseguido aplanar la curva antes. Por ejemplo, en Malta hemos tenido menos de 450 casos y tan solo 3 muertes asociadas a Covid. Aquí nunca fue necesario que impusiéramos el confinamiento obligatorio y simplemente se recomendó a la población que estuviera en casa especialmente para los grupos vulnerables.

Parece haber un gran desconocimiento entre los médicos sobre cómo mata en realidad este virus. ¿Tendrían que hacerse autopsias a los cadáveres para determinarlo fehacientemente?

Un gran número de estudios están trabajando en entender mejor el mecanismo patogénico desencadenado por el Covid-19. Algunos de estos estudios están trabajando con tejidos de personas que fallecieron, pero no es en absoluto necesario hacer autopsias a todas aquellas personas que fallecen por Covid-19 para determinar el mecanismo exacto. Además, las autopsias en casos de personas infectadas con Covid-19 implican un riesgo de infección para el especialista forense.

¿Pueden ser peores las previstas segunda y la tercera oleadas del virus?

Todavía hay mucho que no entendemos del Covid-19 y una de las cosas que aún estamos intentando investigar es el tipo de inmunidad generada tras la infección por Covid-19. Con la mayoría de infecciones causadas por otros virus, tras la primera infección se desarrollan anticuerpos que te defienden de futuras infecciones. Con el Covid-19, aún estamos intentando entender si todos los infectados desarrollan esta memoria inmunológica y cuantos meses o años dura esta memoria, lo que nos permitirá entender el número de personas que serán susceptibles a la enfermedad en los próximos años. Por ello, aún no sabemos cuánta gente tiene esta memoria inmunológica ya desarrollada y por ello no sabemos si las siguientes oleadas pueden ser peores. Lo que sí sabemos es que, como el SARS-CoV-2 es un virus que nunca había circulado en la población antes, la primera ola de la infección afectó a una población totalmente susceptible, sin defensas. La segunda ola se expandirá en una población que esperemos esté semi protegida, o al menos un pequeño porcentaje de la misma. Sin embargo, el efecto de las posibles segundas y terceras olas dependerán de las medidas que sean puestas en marcha y cómo de rápido sean implementadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.