13 de mayo de 2020
13.05.2020
La Opinión de A Coruña
César de la Fuente Biotecnólogo y profesor de la Universidad de Pensilvania, acaba de ser reconocido como uno de los mejores investigadores jóvenes en Estados Unidos

"Las bacterias pueden jugar un papel importante en la letalidad del coronavirus"

"Me preocupa el uso masivo de antibióticos en el contexto de la Covid-19; puede actuar como presión selectiva para el desarrollo de mecanismos de resistencia"

13.05.2020 | 01:07
El científico coruñés César de la Fuente.

El científico coruñés César de la Fuente acaba de sumar un nuevo galardón a su extensa nómina de reconocimientos. La prestigiosa American Chemical Society (ACS) le ha concedido uno de los premios a los jóvenes investigadores que otorga su revista ACS Infectious Diseases, especializada en el estudio de enfermedades infecciosas. De la Fuente Núñez (A Coruña, 1986) trabaja en la Universidad de Pensilvania (EEUU), donde lleva a cabo una de las investigaciones más prometedoras para vencer a las temidas superbacterias, resistentes a los antibióticos y que, cada año, causan más de 25.000 muertes solo en Europa, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En esta entrevista advierte, precisamente, sobre el "papel fundamental" que pueden llegar a jugar estos microorganismos en la actual crisis sanitaria provocada por la Covid-19 -"en todas las pandemias causadas por virus las bacterias han contribuido a la mortalidad de las personas infectadas", subraya-, y desgrana algunos de los proyectos que lleva a cabo su grupo de trabajo en este contexto, dirigidos a mejorar el diagnóstico del SARS-CoV-2 y a modificar moléculas capaces de actuar contra ese coronavirus. "Tenemos datos preliminares sobre un seudovirus muy prometedores", avanza, con cautela.

¿Qué es lo que más le ha sorprendido de esta pandemia?

La rapidez con la que cambió nuestro mundo tal y como lo conocemos, y ver en directo el poder que tienen estos diminutos organismos llamados microbios para propagarse y causar el caos.

El coronavirus SARS-CoV-2 es el protagonista de la actual pandemia pero, ¿qué papel juegan las bacterias en esta crisis sanitaria?

Pueden llegar a jugar un papel fundamental. Históricamente, en todas las pandemias causadas por virus las bacterias han contribuido a la mortalidad de las personas infectadas. Por ejemplo, en la pandemia de la gripe de 1918, hubo 50 millones de fallecidos en todo el mundo. El 95% de esas muertes fueron causadas por infecciones secundarias por bacterias. Estos microorganismos tienen una capacidad adaptativa sin precedentes, de tal manera que, si el virus se encarga de disminuir nuestras defensas, las bacterias pueden aprovecharse de esta situación para colonizarnos y empeorar la infección.

En la ciudad china de Wuhan, donde se originó el SARS-CoV-2, se ha realizado un estudio sobre esta cuestión. ¿Cuáles son sus principales conclusiones?

En el estudio llevado a cabo en Wuhan se observó que uno de cada siete hospitalizados con la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, la Covid-19, adquiere una infección secundaria bacteriana, y que la mitad de esos pacientes mueren por estas infecciones. Es todavía un resultado preliminar, ya que se deriva de un solo estudio, pero si analizamos los resultados clínicos históricos de pandemias anteriores, no me sorprendería que se viesen muchos más casos de pacientes infectados con bacterias. Otra cosa que me preocupa es el uso masivo de antibióticos en el contexto de la Covid-19, lo cual puede actuar como presión selectiva para desarrollar mecanismos de resistencia, incrementando la incidencia de bacterias superresistentes.

¿En su laboratorio de la Universidad de Pensilvania están llevando a cabo algún proyecto de investigación sobre Covid-19?

Así es. Desde el inicio de esta crisis sanitaria, la Universidad de Pensilvania contó con nosotros para ayudar. De hecho, seleccionó a mi laboratorio como uno de los pocos en los que se permite la investigación debido al potencial de nuestro trabajo en el contexto de esta pandemia. Entre otros proyectos, estamos intentando desarrollar diagnósticos capaces de detectar el coronavirus de manera rápida y barata. También estamos realizando experimentos con el objetivo de identificar moléculas con actividad anti-SARS-CoV-2. De momento tenemos datos contra un seudovirus muy preliminares que son prometedores. Veremos a dónde nos llevan los resultados.

Urge desarrollar tratamientos para curar a los enfermos con Covid-19, pero también una vacuna para prevenir futuros contagios. Se dan plazos de entre doce y dieciocho meses. ¿Son realistas?

Absolutamente. El desarrollo de una vacuna eficaz es crítico. Ya hay varias que se están testando en humanos. El plazo que se da normalmente en estos casos es de 18 meses, pero luego la vacuna se tiene que manufacturar y distribuir de manera global, lo cual lleva asociado otra serie de problemas y obstáculos.

No hay certezas sobre la inmunidad que podrían generar los pacientes recuperados. ¿Es posible desarrollar esa vacuna con garantías sin conocer ese dato a medio o largo plazo?

En la Universidad de Pensilvania se están llevando a cabo estudios pioneros usando suero de pacientes previamente infectados como potencial cura. Todavía es muy pronto para poder decir si esta estrategia funciona, pero es prometedora. Yo soy optimista, tengo plena confianza en el mundo científico. Creo que mis colegas conseguirán desarrollar una vacuna efectiva.

¿Qué panorama cree que nos espera en los próximos meses?

Más incertidumbre. Pienso que es crucial tomarse en serio las medidas de protección a nivel social para intentar prevenir, en la medida de lo posible, una recaída. Medidas tan sencillas como usar mascarilla y guardar la distancia social son esenciales. Desde mi punto de vista, creo que sería conveniente implementar, también, otras más específicas, como no poder entrar en un supermercado si no se lleva mascarilla, una medida que está funcionando muy bien en Philadelphia.

¿Cómo veremos este coronavirus en diez años?

Como una pesadilla borrosa. Espero que también lo recordemos como un proceso de aprendizaje para que la próxima vez que haya una pandemia estemos todos mejor preparados.

¿Confía en que la crisis sanitaria desencadenada por la pandemia de Covid-19 suponga un antes y un después para la inversión en ciencia?

Espero que sí. Es evidente que sin ciencia y tecnología somos tremendamente indefensos en situaciones de una magnitud como la actual. De la noche a la mañana, los sanitarios y los científicos se han convertido en los héroes de nuestra sociedad. Sin fútbol, cine ni música, el foco ha ido a parar a los individuos que realmente nos pueden sacar de problemas globales como este. Confío en que la ciencia continúe siendo la estrella de nuestra sociedad y que los niños y niñas de hoy sueñen con llegar a convertirse en los investigadores e ingenieros de mañana.

¿Aprenderemos la lección y seremos capaces de esquivar próximas pandemias?

Habrá más pandemias, eso está claro, pero es fundamental aprender de este proceso. Esto conlleva no solo acordarse de este periodo, sino implementar medidas específicas de rápida ejecución para poder responder de manera eficiente cuando aceche la próxima pandemia.

¿Cómo se está viviendo en Estados Unidos esta crisis sanitaria, tanto a nivel social como entre sus colegas investigadores? ¿Se ha extendido el miedo a lo largo del país?

Hay un respeto generalizado ante esta situación. Considero que el alcalde de Philadelphia, Jim Kenney, de momento ha hecho un buen trabajo, aunque es cierto que las medidas de cuarentena no son tan estrictas como en España. Aquí, por ejemplo, ya se podía salir a la calle a caminar, a correr, etc... Estamos ante un panorama tremendamente complejo donde hay que hilar fino para poder proteger la salud de la población a la vez que se preserva la salud económica.

¿Cómo se sobrelleva una situación de este tipo lejos de la familia?

Siempre es difícil no estar con tu gente, y más en momentos como este. Me alegra enormemente ver que la situación en Galicia y en el conjunto de España va a mejor. Hablo a menudo con mi madre y con mis hermanos. También con mis amigos coruñeses. De hecho, uno de ellos, Francisco Roura, nos deleitó a todos cada día durante este tiempo difícil con un podcast de música fantástico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Lo último Lo más leído