14 de mayo de 2020
14.05.2020
La Opinión de A Coruña
Belén Fernández Suárez Socióloga de la UDC

"Ahora hay voluntad de garantizar las necesidades básicas, no como en 2008"

"Descarto la emigración mientras dure la crisis sanitaria" n "Habrá que sustituir a la generación 'Baby boom' en cinco o diez años"

14.05.2020 | 01:14
Fernández Suárez.

Belén Fernández Suárez es especialista en migraciones internacionales en la Facultad de Sociología de la Universidade de A Coruña.

El escritor William Strauss y el consultor Neil Howe acuñaron el término millennial para designar a los nacidos a partir de 1982 (es decir, a quienes cumplían 18 años en el 2000), pero algunos medios y autores lo amplían a los nacidos en 1981 e incluso 1980.

Es una generación que vive dos crisis muy seguidas y tiene otra pendiente, de carácter ecológico, que afectará a la forma de vivir en los próximos años. La crisis de 2008 estaba vinculada a la construcción, un sector sobredimensionado de la economía española hasta ese momento, con un gran peso en el PIB heredado del franquismo. Esta esta crisis se caracteriza por un impacto en el sector servicios, sobre todo en actividades vinculadas al turismo y a la hostelería, también sobredimensionado también en algunos casos, no hay más que ver la ratio de bares por mil habitantes. Habrá cambios en el consumo y en las expectativas de vida. Espero que se haya aprendido de la anterior crisis porque la cuestión ahora es cómo se va a comportar la economía hasta que haya vacunas y tratamientos para el Covid-19.

España tiene la tasa más alta de Europa de trabajadores por debajo de su capacitación.

La falta de trabajo es una de las características del mercado laboral español, de ahí que generaciones cada vez más cualificadas acepten empleos por debajo de su capacitación. Sí es cierto que el empleo cualificado ha crecido en las dos últimas décadas, pero no lo suficiente. Esto no es nada nuevo, el mercado laboral español se comporta de la misma manera casi siempre: cuando hay una crisis destruye empleo a mansalva y cuando se produce una cierta recuperación genera empleo a ritmo rápido pero con esas deficiencias. Hay un factor positivo en el horizonte y es que la generación del Baby boom está a punto de jubilarse, lo cual generará un cierto estrés en el sistema de pensiones, pero habrá que reemplazar esos empleos con la generación posterior. En un periodo de cinco o diez años, cuando se produzcan esas jubilaciones masivas, el mercado laboral se va a caracterizar por una importante demanda.

¿Y ahora?

Las estrategias de los jóvenes serán similares a las de crisis anteriores, muchos volverán a casa de los padres y recibirán ayudas de los familiares con pensiones o ingresos estables. Pero también creo que la respuesta del Gobierno es distinta a la de 2008. La aplicación de los ERTE o la iniciativa de plantear un ingreso mínimo vital ayudan a garantizar la cobertura de necesidades básicas. El mercado laboral arrastra problemas de décadas y los jóvenes son siempre los más perjudicados. Pero nos encontramos en un escenario distinto al de 2008, cuando muchos emigraron a mercados laborales más dinámicos como el alemán, el inglés o el francés. Ahora va a ser complejo que salgan a esos países, ya que las fronteras están cerradas y también sufren la pandemia. La respuesta de la emigración no la veo a corto plazo. Tras la crisis sanitaria, posiblemente se vuelvan a activar esas migraciones de salida si no hay una recuperación rápida del mercado laboral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.