15 de mayo de 2020
15.05.2020
La Opinión de A Coruña

La cesta de la compra quintuplica su alza durante el confinamiento

Los alimentos frescos suben casi siete puntos n Legumbres, pescado, productos lácteos y patatas lideran la escalada

15.05.2020 | 01:13
La cesta de la compra quintuplica su alza durante el confinamiento

Abril de 2020 fue el mes del confinamiento. No se crearon empresas, no se vendieron coches, no se tomaron cafés en los bares ni se salió a pasear. Buena parte de los productos y servicios que tiran de la cartera no estuvieron disponibles, así que la tarea del Instituto Nacional de Estadística (INE) para estimar en cuánto se encareció o abarató el coste de la vida -que no se pudo casi disfrutar- ha sido hercúlea. Algunos bienes fueron una ganga intrascendente, como los combustibles, con los coches en los garajes; otros, como los alimentos, se acercaron más a valores gourmet. Porque en el mes de abril la alimentación y las bebidas no alcohólicas elevaron sus precios en un 1,7% respecto al mes anterior: es casi seis veces más que el alza general de la inflación, de tres décimas. Solo la presión a la baja de la energía y los carburantes -gasolinas, calefacción, electricidad- dejó el IPC en valores mensuales tan bajos. Los alimentos frescos, con mil dificultades para llegar de su origen a las baldas de los supermercados, siguieron otro camino.

Productos no elaborados

En su conjunto, los productos no elaborados se encarecieron cerca de un 7% respecto al mismo mes de 2019, el doble de la estimación inicial del servicio de estudios de Funcas. En cuanto a la evolución mensual, las legumbres y hortalizas frescas protagonizaron la mayor escalada. En Galicia se encarecieron en más de un 11%; fueron, sin duda, los alimentos que experimentaron una mayor alteración en los precios durante la cuarentena.

Pero hubo muchos más. De hecho, y de acuerdo al desglose de datos elaborado por el instituto estadístico gallego IGE, en abril solo bajaron los precios las carnes de cordero y cabra. Un 3%. El pan y los frutos secos se mantuvieron igual que en marzo -aunque más caros que en abril del año pasado-, pero los demás resultaron en su totalidad más caros.

El pescado fresco y congelado -para quien el sector ha vuelto a reclamar una reducción del IVA, hasta el 4%- se anotó un alza de casi tres puntos, la misma que se anotaron las patatas y casi a la par que el azúcar y los derivados de los productos lácteos (2,6%); otros preparados alimenticios -agrupa productos como sopas, alimentos para bebés, salsas o sin gluten- costaron otro 2,3% más.

En algunos de ellos los precios subieron significativamente más en Galicia que en el conjunto del Estado: los huevos se encarecieron en tres décimas en todo el país, cinco veces menos que para los consumidores gallegos; el agua mineral y los refrescos subieron en la comunidad un 1,8%, frente al 0,2% del conjunto del Estado.

Mayo de alivio

La previsión de Funcas (el think tank dedicado a la investigación económica) es que las tensiones sobre los bienes de alimentación se alivien ya en el mes de mayo, con un alza media del 0,5%, aunque los pronósticos chocan constantemente con la imprevisibilidad de la pandemia. En todo caso, las expectativas acerca de una recuperación del precio del petróleo dejarán el coste de la vida a cierre de año casi en plano, según estos mismos expertos, con un 0,2% anual; el de los alimentos frescos rebasará el 5%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

SELECTIVIDAD A CORUÑA 2020


Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.