19 de mayo de 2020
19.05.2020
La Opinión de A Coruña

Francia y Alemania acuerdan un fondo de 500.000 millones para la reactivación por la crisis Covid-19

La iniciativa trata de desatascar el debate presupuestario europeo con un esfuerzo enorme aún pendiente de concreción

19.05.2020 | 01:18
Emmanuel Macron y Angela Merkel, en la rueda de prensa posterior a su entrevista.

La locomotora franco-alemana vuelve a poner su motor en marcha para liderar a Europa en la búsqueda de una salida a la crisis del coronavirus. Tras semanas de desencuentros y discusiones, París y Berlín anunciaron ayer su disposición a crear un nuevo fondo de reconstrucción para relanzar la economía europea, dotado de 500.000 millones de euros, y destinado a ayudar a los países, regiones y sectores más golpeados por la pandemia del Covid-19. "Es necesario un esfuerzo colosal y Francia y Alemania están dispuestos a hacerlo", subrayó la canciller alemana, Angela Merkel, desde Berlín. "Se trata de una crisis inédita que requiere una respuesta europea", añadió Emmanuel Macron tras la reunión virtual que mantuvieron ambos mandatarios.

La iniciativa conjunta pretende desatascar el bloqueo en el que está inmerso el debate presupuestario europeo. Aunque el montante de las transferencias del nuevo fondo de reconstrucción planteado por París y Berlín es inferior al que ha reclamado el Parlamento Europeo, sí incluye algo que hasta ahora había sido tabú y al que algunos socios de la Unión, como Alemania, se venían negando con rotundidad: la financiación del plan a través de la emisión de deuda europea por parte de la Comisión.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, acogió de forma favorable la "constructiva propuesta" que reconoce la amplitud y el tamaño del desafío económico al que se enfrenta Europa y que pone "el énfasis acertadamente en la necesidad de encontrar una solución con el presupuesto europeo en el centro".

Igual de positivo se muestra el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, quien celebra los esfuerzos de Alemania y Francia para encontrar "un terreno común" sobre el que asentar el nuevo fondo de reconstrucción cuya decisión final está en manos de los 27 estados miembros. De momento, fuentes del Gobierno español aseguran que la música del plan suena bien, que supone un giro sustancial en la posición mantenida hasta ahora por Berlín y que va más allá de lo anunciado por Von der Leyen la semana pasada.

La idea en la que se basará el nuevo fondo, "ambicioso, temporal y dirigido", es transferir el dinero captado en los mercados financieros a través del presupuesto de la UE teniendo en cuenta la severidad de la crisis y las prioridades de la UE en materia de transición ecológica y digital. Al igual que Bruselas, Merkel y Macron proponen también vincular el fondo al nuevo marco presupuestario europeo y concentrar los recursos en los primeros años. "Todo tiene que hacerse dentro de las reglas presupuestarias" de la Unión, advirtió la canciller, quien anticipa que la aplicación de las medidas futuras podrá requerir, además, una reforma de los tratados comunitarios.

La presentación del nuevo Fondo de reconstrucción es la última pieza del puzle que falta para impulsar la reconstrucción de la economía europea y que se sumará a los 540.000 millones de euros en préstamos aprobado por la UE, la flexibilización del marco de ayudas de estado y la liquidez aportada por el Banco Central Europeo. En su iniciativa Merkel y Macron también reclaman una fiscalidad mínima efectiva y un impuesto a la economía digital. Al tiempo que se anunciaba el fondo para la reactivación, Alemania anticipa una tímida reapertura del turismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.