28 de mayo de 2020
28.05.2020
La Opinión de A Coruña

Uno de cada cinco pacientes hospitalizados falleció, según el primer estudio nacional

España, que trató al 85% de los infectados graves con hidroxicloroquina, mantiene el medicamento aunque la OMS suspendió los ensayos clínicos que había en marcha

28.05.2020 | 01:32
La familia real guarda en la Zarzuela un minuto de silencio por los fallecidos durante la pandemia.

Uno de cada cinco pacientes hospitalizados por Covid-19 en España falleció y uno de cada tres desarrolló dificultad respiratoria, según los resultados preliminares del primer gran registro clínico nacional multicéntrico sobre esta enfermedad que lleva a cabo la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). El mayor análisis clínico que se ha hecho en el país contiene datos de 12.213 pacientes hospitalizados con SARS-CoV-2 confirmado, dados de alta o fallecidos, y en el que participan, actualmente, 604 investigadores de 146 centros hospitalarios a nivel nacional.

Los principales resultados preliminares, indican que la edad marca la diferencia de la gravedad de la enfermedad. Así, entre los 50 y 59 años fallecieron cuatro de cada 100 hospitalizados, un porcentaje que sube al 42,5% en los mayores de 80 años. La edad media de los pacientes se sitúa en los 69,1 años y, de ellos, el 56,9 % eran hombres.

Este registro de la SEMI permitirá obtener una completa radiografía sobre la enfermedad en España, dentro del contexto mundial, y poner en marcha otros múltiples estudios e investigaciones sobre SARS-CoV-2 en nuestro país a corto y medio plazo. Según el doctor José Manuel Casas, responsable del Registro SEMI-COVID-19, "este registro clínico permite conocer cuáles son las comorbilidades más frecuentemente detectadas entre los pacientes españoles con Covid-19, en comparación a pacientes de otros países, así como cuáles son sus síntomas más habituales a la llegada al hospital o cuáles han sido los valores anormales detectados en las pruebas de laboratorio".

El gran número de pacientes incluidos y el importante volumen de datos recogidos permitirán obtener nuevas e importantes evidencias científicas y respuestas sobre múltiples aspectos de la enfermedad producida por el SARS-CoV-2, con la creación de algoritmos que predigan qué pacientes van a evolucionar peor o cuáles de los tratamientos empleados se han mostrado más eficaces y en qué tipo de pacientes han funcionado mejor.

Por otra parte las autoridades sanitarias españolas se muestran cautas con la decisión de la OMS de suspender temporalmente los ensayos clínicos con hidroxicloroquina, el fármaco contra la malaria que Trump dice tomar y que se ha utilizado con el 85% de los pacientes hospitalizados en España. La OMS apunta la posibilidad de que pueda aumentar el riesgo de muerte. La Sociedad Española de Medicina Interna recuerda que goza de gran seguridad y eficacia en el tratamiento de enfermedades autoinmunes y que estos pacientes pueden tomarlo con tranquilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.