La Fundación Amancio Ortega destinó 95,6 millones de euros en 2019 a inversión social en proyectos propios y financiación a otras instituciones, de los cuales 12,7 millones corresponden al área educativa y 82,7 millones al área social. El resto, 200.000 euros, se invirtió en gastos de estructura, según figura en las cuentas anuales de la institución del fundador de Inditex.

En el área educativa, a través de los proyectos de gestión propia de la Fundación Amancio Ortega, las actividades están dirigidas a más de 10.000 usuarios directos, con el programa de becas en Estados Unidos y Canadá, el programa Inspiratics para la Innovación Educativa y el Máster MPXA.

Las acciones de la Fundación Amancio Ortega en el área social se ejecutan a través de proyectos de colaboración con otras entidades de referencia en la atención social (instituciones públicas y privadas). A través de esta colaboración, las acciones de la organización benefician a cerca de 500.000 usuarios directos de las diferentes instituciones: centros de atención integral a personas mayores, equipamiento oncológico para el sistema público de salud de España, escuelas infantiles de Galicia, centros de día, residenciales y asistenciales y ayuda social.

La totalidad del gasto, como en años anteriores, está cubierto por aportaciones del fundador, que en los últimos cinco años suman 250,7 millones de euros. La inversión social ya comprometida por la Fundación para los próximos cinco años suma 374 millones de euros.

El proyecto de mayor volumen de inversión es el programa de apoyo a la oncología pública, con un presupuesto global de 310 millones de euros.

La Fundación Amancio Ortega se sumó, además, a la lucha contra la Covid-19 con el programa de apoyo sanitario en España. La instituciónpuso en marcha el pasado mes de marzo un proceso de compra de material sanitario para hacer frente al coronavirus y su inmediata donación a los centros sanitarios españoles (respiradores mecánicos para UCI, mascarillas filtrantes, kits de detección del Covid-19 o camas hospitalarias).

La organización firmó el pasado mes de septiembre un convenio con la Xunta para la puesta en marcha de siete centros residenciales públicos en las siete principales ciudades gallegas. En total, los siete centros ofrecerán 900 plazas residenciales: 150 en A Coruña y Vigo, y 120 en Ferrol, Santiago, Lugo, Ourense y Pontevedra. La puesta en actividad de los siete centros públicos permitirá la creación de más de 800 empleos directos.

Nombramiento

Por otro lado, la Fundación Amancio Ortega aprobó la incorporación de Roberto Cibeira, consejero delegado de Pontegadea, al Patronato de la Fundación Amancio Ortega. Cibeira, licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidade de Santiago y PDD por el IESE, es auditor miembro del ROAC desde 2001 y se incorporó en 2003 a Pontegadea como responsable de inversiones inmobiliarias internacionales y de carácter financiero.