Un estudio del Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades de Corea del Sur apunta que los niños pueden contagiar el coronavirus tanto como los adultos. El estudio en cuestión explica que desde que se inició la pandemia de Covid-19, han sido muchas las investigaciones que han apuntado a que los niños son uno de los mayores transmisores del virus.

Este nuevo estudio de Corea del Sur explica que los niños menores de 9 años transmiten un 50% menos el coronavirus que los adultos. Por su parte, los mayores de 10 años (entre 10 y 19 años) sí que transmiten el virus igual que un adulto.

Para llevar a cabo este estudio, los expertos monitorizaron unos 60.000 contactos de 5.706 pacientes que habían dado positivo en el test de coronavirus. Los investigados fueron divididos por edades. En la investigación, se llegó a la conclusión de que el 18,6% de los contactos que convivían con positivos de entre 10 y 19 años se infectaron.

Por su parte, solo se infectaron un 5,3% de las personas que que convivían con niños de entre 0 y 9 años contagiados. A causa de estos resultados, los investigadores hacen hincapié en que el cierre de las escuelas es efectivo.

Según el estudio, el cierre de colegios es efectivo. "Aunque la tasa de detección en los contactos de los niños en edad pre-escolar ha sido menor, los niños más jóvenes podrían mostrar tasas de contagio mayores cuando el cierre de los colegios termine, contribuyendo a la transmisión de la Covid-19", explica Young Joon Park, jefe de investigadores del Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades en Corea.

"La baja tasa de contagio entre los convivientes de los niños en edad preescolar en Corea del Sur podría ser atribuible a la distancia social durante este periodo. Además, un reciente estudio en Shenzhen, China, mostró que la proporción de niños infectados incrementó durante el brote de 2% a 13%, indicando la importancia de los cierres de escuelas", explica Park.

Además, el estudio también sirve para demostrar que los preadolescentes y adolescentes no tienen una menor capacidad de contagio, si lo comparamos con los adultos. Por lo que, si se reabrieran los centros de educación secundaria, deberían tomarse unas medidas de control muy estrictas, para evitar la propagación del Covid-19.