Corea de Norte ha declarado la "máxima emergencia" sanitaria y decretado el aislamiento en la ciudad de Kaesong, fronteriza con el Sur, tras detectar allí un posible caso de Covid-19, el primero hasta la fecha anunciado por el régimen.

El caso "sospechoso" afecta a un ciudadano norcoreano que había desertado al Sur hace tres años y retornado al Norte tras cruzar "de forma ilegal" la frontera militarizada que separa a ambos países el pasado día 19.