03 de agosto de 2020
03.08.2020
La Opinión de A Coruña

El repunte de brotes obliga a confinar a 10.000 personas en Valladolid

Los vecinos de Íscar y Pedrajas de San Esteban no podrán abandonar estas localidades en 14 días

03.08.2020 | 00:35
El repunte de brotes obliga a confinar a 10.000 personas en Valladolid

El incesante repunte de brotes de la Covid-19, que se extiende por todas las comunidades, obligó a confinar desde ayer y durante 14 días a los 10.000 vecinos de Íscar y Pedrajas de San Esteban, en Valladolid, que no podrán abandonar estas localidades sin motivos justificados.

A las 11.30 horas de ayer comenzaban los controles de acceso por parte de la Guardia Civil a estas localidades, separadas por cinco kilómetros, donde, sin embargo, se mantienen abiertos los locales de hostelería y los comercios, y se permiten también los paseos.

Durante esta primera jornada todo ha transcurrido con cierta normalidad en ambos municipios, a excepción de alguna denuncia que la Guardia Civil puso a algunos habitantes por no llevar la correspondiente mascarilla

Este confinamiento ha sido acogido con "responsabilidad" por los vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.