21 de septiembre de 2020
21.09.2020
La Opinión de A Coruña

La residencia en Culleredo intervenida con 28 casos: "No pensamos nunca que fuera el virus"

21.09.2020 | 00:43
Entrada de la residencia de mayores El Pinar, ayer en Culleredo.

La Xunta intervino ayer el hogar residencial El Pinar en Peiro de Arriba (Culleredo), tras detectar 28 casos positivos de Covid-19: 21 de los 24 residentes están contagiados junto con siete de los catorce trabajadores. Ésta es la tercera residencia en Galicia que es intervenida por el Gobierno, tras la de DomusVi Lugo en Outeiro de Rei (Lugo), con 134 usuarios y 24 trabajadores afectados; y la de O Incio (Lugo también) con 58 internos y 35 empleados infectados.

Las consellerías de Política Social y Sanidade, tras evaluar la situación de este centro, acordaron intervenir "para garantizar la calidad asistencial y la correcta protección de la salud de los residentes y trabajadores". Al centro se trasladaron profesionales del Sergas para hacer un seguimiento constante de los usuarios y supervisar los protocolos.

El personal de esta residencia privada abierta hace 17 años para mayores dependientes se hizo la PCR el pasado viernes después de confirmarse el positivo de una trabajadora, que había acudido al médico al tener unos síntomas muy leves.

"A esta chica le pingaba la nariz, nada más, parecía un resfriado, no pensamos en ningún momento en que fuera el virus porque no la veíamos mal y había tanta obsesión con eso. Pero empezó a encontrarse peor, no tenía olfato, fue al médico y le dio positivo. Y ya nos hicimos todos la PCR. Pero de momento no hay nadie grave, la mayoría estamos asintomáticos, algunos con unas décimas de fiebre", explicó ayer Elisa Picón, gerente de la residencia El Pinar y que también dio positivo en Covid-19, aunque según explicó, "sin ningún síntoma".

"Te da mucha pena la gente mayor, porque no lo entiende de todo, te dicen por qué andáis con esas cosas en la boca", destacó Picón. Esta responsable permanecerá ahora confinada en la propia residencia aunque según apuntó, los trabajadores lo harán en su propia casa. "Yo desde que ha empezado todo esto me hundí, le tomé miedo, he estado mucho tiempo pensando en que a ver si nos toca, a ver si nos toca, y es tanto tiempo con esta angustia que ya no tienes ganas de luchar. ¡Qué vida tan triste!", declaró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Lo último Lo más leído