25 de septiembre de 2020
25.09.2020
La Opinión de A Coruña

Educación acuerda que los exámenes de selectividad vuelvan a ser más flexibles

Gobierno y autonomías pactan simplificar el temario escolar - De forma excepcional, se permitirá contratar como profesores a titulados sin un máster para la docencia

25.09.2020 | 01:24
La ministra de Educación, Isabel Celaá, en su comparecencia de ayer.

Los últimos estudiantes en regresar a las aulas lo han hecho hoy, pero las novedades para un curso tan atípico se siguen sucediendo. Ante un año evidentemente extraño para la docencia, con la amenaza del Covid llamando a la puerta de los centros educativos, el Gobierno acordó ayer con las autonomías una prueba de selectividad para 2021 similar a la de este año, más flexible y sencilla de lo habitual para los estudiantes. Aunque esa no es la única novedad. La ministra de Educación, Isabel Celaá, comunicó que se ha pactado simplificar el temario para recuperar aprendizajes esenciales perdidos en el último trimestre del curso pasado así como la contratación como profesores, de forma excepcional, de titulados que no tengan un máster para impartir clase.

El Gobierno central y las comunidades alcanzaron en la jornada de ayer una serie de acuerdos para mejorar el desarrollo de un curso escolar que, a juicio de los ministros de Educación y Sanidad, ha comenzado de manera "correcta", teniendo en cuenta que no existe el "riesgo cero". La primera de las medidas acordadas tiene que ver con la selectividad. Como sucedió este año en las convocatorias de julio y septiembre, y ante la dificultad de abordar el temario de forma íntegra en un curso con una salud tan delicada, Celaá ha transmitido que en la prueba de acceso a la universidad del año que viene volverá a primar la flexibilidad y la opcionalidad. "El modelo será similar al del año pasado, se adaptará a las circunstancias extraordinarias y lo haremos con carácter inmediato", comentó la ministra, satisfaciendo así a los jóvenes que acaban de empezar 2º de Bachillerato, ya que no se tendrán que enfrentar a dos modelos de examen diferentes (A y B) y podrán elegir libremente qué preguntas responder.

También se va a facilitar la contratación de profesorado, ante los obstáculos que se están encontrando algunas comunidades para localizarlo. En este sentido, el Ministerio de Educación ha decidido flexibilizar los requisitos para ejercer la docencia de forma "excepcional" y de "manera limitada". Mientras dure el "curso académico de la pandemia", las autonomías podrán nombrar profesores interinos a titulados que no hayan cursado el máster que acredita que pueden ejercer la docencia en Secundaria, Formación Profesional y otras enseñanzas como música, artes, diseño, o escuelas oficiales de idiomas.

"Muchas comunidades han manifestado sus dificultades para encontrar profesorado para cubrir las contrataciones previstas, máxime cuando la situación sanitaria ha obligado a retrasar hasta 2021 las pruebas para ingreso de funcionarios docentes. A algunas comunidades autónomas se les ha acabado la lista de sustituciones", explicó Celaá. Eso sí, esta orden, que garantizará las medidas de seguridad en los colegios, se podrá aplicar siempre y cuando se agote ese listado de aspirantes demandantes de ese puesto de empleo.

Pero estas dos medidas no son las únicas adoptadas. Además, en la línea de esta nueva selectividad, también se ha aprobado reducir los currículos escolares y las programaciones didácticas para recuperar los aprendizajes "imprescindibles" que no se dieron el curso pasado tras la declaración del estado de alarma. Es decir, que se simplificará el temario. Se trata, por tanto, de un cambio normativo que busca adaptarse a la realidad y a las necesidades de cada instituto: "Muchas comunidades y centros han manifestado su dificultad de hacerlo debido a la rigidez del sistema". En cuanto a la Formación Profesional se ha acordado la reducción de los módulos de prácticas en lugares de trabajo al "mínimo" de las horas contempladas, para evitar exponer a los alumnos.

En cualquier caso, la ministra ha reiterado la obligatoriedad de ofrecer a los estudiantes el 100% de su formación y en las mejores condiciones de calidad, tanto para los jóvenes que acuden a las aulas de forma presencial, los que siguen las clases desde casa en formato semipresencial o los que se encuentran en cuarentena al estar contagiados o por ser contacto estrecho. Asimismo, también promete mayor apoyo a aquellos alumnos con dificultades de didácticas y emocionales.

"Objetivo cumplido"

La ministra incidió que en lo que va de curso en el 95,5% de los centros no se produjo "ninguna incidencia". Por lo tanto, el objetivo de abrir la escuela "se ha cumplido". Actualmente, hay 2.852 aulas cerradas confinadas en toda España, el 0,73% de total. Con todo, Celaá descarta un cerrojo total como el de marzo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.