25 de octubre de 2020
25.10.2020
La Opinión de A Coruña

"El ser humano tiene frágil memoria, no aprendemos"

25.10.2020 | 01:26
"El ser humano tiene frágil memoria, no aprendemos"

Acostumbrados desde siempre a extremar las medidas de higiene y protección en su trabajo para evitar contagios durante las visitas a los enfermos, los sacerdotes del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) reconocen que lo vivido durante esta pandemia hizo que todo el centro "diese un vuelco" y que se extremase la seguridad a través de nuevos protocolos. Eso sí, a nivel personal, uno de los capellanes, Fernando Isorna, reconoce que llevó esta nueva situación "con mucha tranquilidad" y "confianza en Dios". "Creo que el pánico perturba y que es mejor optar por la calma, la serenidad y aceptar las cosas como vienen", explica este sacerdote.

Para Isorna, la pandemia ha demostrado que, pese a lo que se creía mucha gente, la sociedad no está por encima de todo. "Estábamos muy asentados, se creía que esto era una sociedad a prueba de todo, la gente era orgullosa y un bichito como el Covid ha demostrado que no", explica este sacerdote que cree que, pese todo, la población no recapacitará y cambiará a mejor tras lo vivido en pandemia.

"El ser humano tiene muy frágil memoria, no aprendemos. Durante meses hubo aplausos para los sanitarios o quienes seguían trabajando y ahora te ven por el pasillo y ni te saludan; nos puede más el egoísmo", lamenta.

A quienes tengan un familiar enfermo en el hospital, sea por Covid o no, Isorna recuerda que "hay un equipo trabajando muy bueno" en el centro y que "hay un servicio religioso disponible para hablar con el enfermo y las familias, orar con ellos o por ellos, escuchar y también está la capilla, un lugar para estar bien, un lugar de paz, un oasis en el hospital".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.