04 de noviembre de 2020
04.11.2020
La Opinión de A Coruña

La Xunta mantiene las restricciones y se emplaza a seguir tomando decisiones en los próximos días

La reunión del comité clínico,que barajó medidas relativas a la hostelería, concluyó anoche sin un cambio de escenario - A Coruña, Arteixo y otras seis ciudades continuarán cerradas y con reuniones limitadas a convivientes

04.11.2020 | 02:14
El conselleiro de Sanidade, en el centro, tras una anterior reunión del comité clínico.

Sin medidas nuevas. Así terminó anoche la reunión del comité clínico que asesora a la Xunta en la crisis del coronavirus, por lo que A Coruña, Arteixo, y las otras seis principales ciudades gallegas continuarán cerradas perimetralmente y se seguirán limitando las reuniones a los convivientes en los municipios en los que esta medida ya estaba en vigor. Durante el encuentro entre los técnicos y el Ejecutivo gallego se barajaron restricciones más drásticas que afectaban a los horarios del sector de la hostelería. Aunque seguirán previsiblemente sobre la mesa, finalmente ayer no se adoptaron. La próxima reunión del comité clínico, integrado por 34 profesionales de la sanidad gallega, se celebrará este viernes.

El cónclave de expertos comenzó sobre las 18.00 horas y finalizó en torno a las 22.30 sin fumata blanca. La única conclusión que comunicó la Consellería de Sanidade fue el mantenimiento de las actuales restricciones y la intención de "seguir tomando decisiones en los próximos días", según indicaron fuentes de este departamento. La rueda de prensa prevista para las nueve de esta mañana, en la que se iban a desgranar las nuevas decisiones, fue consiguientemente desconvocada.

Presión hospitalaria

El departamento que dirige el conselleiro Julio García Comesaña es consciente de que los datos epidemiológicos no son buenos. Aunque la curva de contagios describe una leve bajada en los últimos días, las hospitalizaciones han aumentado significativamente, como ocurre pasada una semana del pico de infecciones, y el total de casos activos continúa al alza, acercándose a la barrera psicológica de los 10.000, cifra nunca alcanzada en la primera ola de la epidemia en Galicia.

El aumento de la presión hospitalaria, que se prevé aún más severa a mediados y finales de este mes, ha obligado a la Xunta a renunciar a su idea inicial de limitar el confinamiento perimetral al puente de Todos los Santos y Difuntos. Las restricciones, que entraron en vigor el pasado viernes 30 de octubre a las 15.00 horas, y que afectan a la mitad de la población de la comunidad, se mantendrán en vigor al menos hasta el viernes, cuando volverá a reunirse el comité técnico, es de esperar que en horario de mañana para no causar más incertidumbre de la necesaria a las puertas del fin de semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.