El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Fejóo, aplaude que el Consejo Interterritorial de Salud haya aprobado una norma con recomendaciones para las reuniones durante la Navidad, porque se establece "un marco aunque sea difuso" y ha insistido este jueves tras la reunión semanal del Consello en que "lo más seguro" para intentar controlar el coronavirus en las reuniones navideñas es "no mezclar" unidades convivenciales diferentes y advierte que las recomendaciones del Sergas son más "estrictas".

"Seguiremos comentando que no debería haber más de dos familias que convivan juntas reunidas; pensamos que los niños son un vector de menor riesgo que adultos y que diez personas allegadas, conocidas, supone un riesgo alto", ha dicho el presidente gallego, que ha reconocido que no sabe qué quiere decir Sanidad con personas allegadas: "habrá que ir al diccionario y verlo". "Al final -ha continuado- se trata de la responsabilidad individual de cada familia y no tentar la suerte (...) Lo más seguro es celebrar las fiestas con la misma familia que celebramos los días ordinarios".

Núñez Feijóo ha explicado, además, que en Reino Unido se permitirán las reuniones de hasta tres unidades familiares, mientras que la Xunta propone que sean dos; y en Alemania los menores de 14 años no computan, mientras que Galicia propone que no lo hagan entre 10 y 12 años.

Concentración de hosteleros coruñeses ante el edificio administrativo de Monelos Víctor Echave

Desescalada en Galicia: reapertura hostelera

Sobre como se va a garantizar el cumplimiento de las normas ahora que la Xunta ha decidido reabrir parcialmente la hostelería, Alberto Núñez Feijóo apeló a la responsabilidad individual, a la colaboración de los concellos y pidió a los propietarios de bares y restaurantes que “hagan cumplirlas las normas” en sus establecimientos.

La reapertura será desde el viernes, coincidiendo con el arranque del puente de la Constitución, y también desde el viernes todos los gallegos podrán reunirse con gente con la que no conviven, tanto en lugares públicos como en sus hogares. El máximo serán 6 personas en los municipios con mejor situación epidemiológica y cuatro, en los consistorios donde la evolución de la pandemia no es tan positiva. En cualquier caso, ha advertido, "una cosa es que se autoricen y otra que se patrocinen", ya que estas medidas implican que "hay más riesgo", por lo que ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que no relajen el comportamiento individual y respeten las normas, tanto de uso de mascarilla, como de distancia social.

El anuncio de la reapertura parcial de la hostelería, lejos de suponer un alivio, ha enardecido aún más al sector. Esta misma mañana, los hosteleros coruñeses se concentraron frente al edificio administrativo de la Xunta en Monelos.

Residentes y personal de residencias de mayores, los primeros en recibir la vacuna en enero Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EFE

Equipos de acción rápida en las residencias

La Xunta, en su reunión semanal, acordó crear equipos de intervención rápida para asumir las riendas de aquellas residencias de mayores cuando el Gobierno lo considere oportuno. De esta manera habrá 10 profesionales por provincia disponibles para cuando sea necesario intervenir un centro de mayores.

Estos equipos están diseñados, destaca la consellería, para "actuar con la máxima velocidad y atajar el avance del virus" en una residencia intervenida por el Gobierno gallego. Se trata, pues, de una decisión enmarcada en la estrategia de actuación en centros de mayores y personas con discapacidad para "reforzar la capacidad de prevención y detección temprana" de brotes de covid-19.

Los equipos de intervención estarán formados por auxiliares de enfermería, que están dentro del cuadro de personal de la Consellería de Política Social.

Con carácter general, habrá un equipo por cada provincia y cada uno de ellos estará formado por un mínimo de diez profesionales. A estos equipos de intervención se podrá unir el personal de forma "totalmente voluntaria" y sus miembros continuarán en el puesto de origen hasta que sean llamados para esta actuación.

El acuerdo con los sindicatos supondrá, además, un complemento especial del 19 por ciento, lo que supondría unos 300 euros brutos al mes.

Otra de las cuestiones que se negociaron con la representación de los trabajadores y en la que hubo acuerdo, como han conformado fuentes de la consellería y de los sindicatos, son los descansos tras la 'misión'. Así, estos trabajadores contarán con "cinco días de descanso" tras su labor en las residencias intervenidas.