“Este año tocan unas Navidades diferentes, de quedarse en casa con familia y un máximo de 10 personas y evitar desplazamientos”, así resumía ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el acuerdo alcanzado en el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional con las comunidades. Con tal motivo se cierran perimetralmente las comunidades y se restringe la movilidad entre territorios entre el 23 de diciembre y el 6 de enero. Con una excepción nueva que se suma a los asuntos laborales o médicos: asistir a un encuentro familiar o de allegados.

Controlarlo será difícil, por lo que el ministro apela a la responsabilidad individual de los ciudadanos. Illa incidió en que la medida es de “obligado cumplimiento” porque se establece en el marco del estado de alarma, aunque Madrid se posicionó en contra del cierre de la comunidad. La excepción son Canarias y Baleares, que tendrán medidas especiales.

En las celebraciones de Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo las reuniones tendrán un máximo de 10 personas, incluidos los menores. Se aconseja que todos sean del mismo grupo de convivientes o de sólo dos grupos. El toque de queda estos días se pospone hasta la 1.30 de la madrugada, como solicitaban algunas comunidades. El plan ha recibido el apoyo “amplio” de las autonomías aunque algunas ya han anunciado que establecerán restricciones todavía más duras.

La Xunta adelantó ayer que acepta el plan del Gobierno, ya que incluye propuestas realizadas por Galicia y admite las reuniones de 10 personas o dos unidades familiares, niños incluidos, aunque inicialmente el presidente Alberto Núñez Feijóo defendía que en las reuniones participaran dos unidades familiares de convivientes sin que en el cupo entraran los niños menores de 10 años. La Xunta anunciará sus medidas concretas del plan de Navidad más adelante, en función de la evolución de la pandemia.

Evitar las aglomeraciones

El ministerio de Sanidad recomienda evitar las aglomeraciones, durante las navidades, por lo que cada comunidad autónoma diseñará los actos a celebrar con su protocolo correspondiente. El Gobierno conseja Cabalgatas estáticas para poder controlar los aforos, y mantiene la recomendación de las “6 M”: Mascarilla (uso de mascarilla todo el tiempo posible); manos (lavado frecuente); metros (distancia física); maximizar ventilación y actividades al aire libre; minimizar los contactos (preferiblemente siempre las mismas personas); me quedo en casa si tengo síntomas o contacto con un positivo.

Especial preocupación para el Gobierno merecen los miles de estudiantes que se trasladarán a pasar las navidades en familia. Les recomiendan limitar sus contactos diez días antes devolver a casa y una vez en sus domicilios crear “burbujas” siempre con el mismo núcleo.

Además de restringir la movilidad y cumplir el protocolo de cada comunidad con respecto a la hostelería, se aconseja evitar y beber en la vía pública y programar las compras para evitar aglomeraciones. Por el contrario, se desaconseja celebrar eventos deportivos masivos, respetar el aforo en los comercios y cumplir los protocolos en las iglesias y celebraciones de culto, recomendando evitar los cantos.

España registra 9.331 nuevos contagios y 273 fallecidos en un día

El Ministerio de Sanidad notificó ayer 9.331 nuevos contagios, 273 fallecidos y una incidencia acumulada de 251 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. En total 1.665.775 personas se han contagiado en España y 45.784 han muerto desde el comienzo de la pandemia, según los datos oficiales que facilitan las autoridades sanitarias. Unas cifras que, aunque muestran una estabilización a la baja “no dan pie al optimismo” y “sí a la prudencia” según el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien advierte de que todavía queda “mucho recorrido”. Galicia sumó en las últimas horas otros siete fallecimientos por COVID-19, con lo que el número de decesos desde el inicio de la pandemia se eleva a 1.228. Según los datos facilitados ayer por la Consellería de Sanidade, se trata de dos hombres y de cinco mujeres. Todos ellos con patologías previas. En el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) falleció una mujer de 91 años; mientras que otra de 86 años perdió la vida en su domicilio de Irixoa (A Coruña). También murió una mujer de 80 años en el Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra, otra de 92 en el Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol y un hombre de 79 en el Hospital Universitario Lucus Augusti. Otra de las víctimas, una mujer de 86 años, falleció en la residencia para pacientes COVID Bo día Sagunto de Vigo (procedente de la Residencia Bo día Sagunto de Nigrán). Además, en el Complexo Hospitalario Universitario de Vigo murió un hombre de 75 años procedente del centro Crapd-Vigo II. En la última jornada se registraron también 369 nuevos contagios en la comunidad gallega —casi cien más que el día anterior— mientras que la presión asistencial continúa a la baja. En total hay 364 personas ingresadas en planta en los distintos hospitales de la comunidad, lo que supone 18 menos que la víspera y 67 pacientes en UCI —dos menos que el martes—, según datos del Servicio Gallego de Salud. La cifra de contagios activos se sitúa en los 7.537, lo que supone 109 menos que el día anterior. Las PCR realizadas en la última jornada fueron 6.535, dos mil más que el día anterior, con una tasa de positividad estabilizada en el 5%.