Unos 8.000 estudiantes pertenecientes a las tres universidades gallegas demandan la suspensión de los exámenes presenciales por miedo a los contagios por coronavirus. Se trata de una petición que se extiende por todo el país, exigiendo que las pruebas de este mes de enero se realicen de forma online. Los alumnos gallegos no iban a ser menos. No obstante, las tres universidades de Galicia han decidido mantener la asistencia física a las pruebas ya que consideran los espacios seguros y porque entienden que es la manera “ideal”, favoreciendo de este modo la igualdad de oportunidades.

“Debido a la situación sanitaria que estamos viviendo, considero que la mejor opción es realizar los exámenes de manera telemática para evitar aglomeraciones y exponer a los alumnos a un riesgo de contagio bastante elevado”. Así empieza la petición Lucas Pérez en la plataforma Change.org que en la tarde de ayer ya habían firmado unos 1.800 estudiantes de la Universidade de Vigo. Pero no es la única. La solicitud lanzada por alumnos de la Universidade da Coruña (UDC) contaba con casi 2.900 firmas ayer por la tarde. En el documento se demanda explícitamente la suspensión de los exámenes presenciales, debido a que A Coruña“ya es el área sanitaria más afectada de la comunidad”.“Muchos de los estudiantes de la UDC conviven con personas de riesgo y existe un miedo generalizado entre el alumnado, ya que consideramos insuficientes las medidas tomadas durante el primer cuatrimestre”, añaden. Roberto Morales inició una campaña de firmas similar, en este caso haciendo un llamamiento a los matriculados en la USC. Alrededor de 3.200 ya se han postulado a favor, con nombres y apellidos. “Solicitamos realizar los exámenes online por motivos de salud pública”, argumenta Morales.

Sin embargo, las universidades no han respondido favorablemente a sus plegarias. La primera en manifestarse fue la de Vigo, a través de su rector, Manuel Reigosa. En un acto el sábado, expuso que la universidad está preparada por si se produce una situación sanitaria que exija pasar los exámenes a la modalidad online, pues fue algo que “ya se hizo el curso pasado”. Aun así, entiende que “los exámenes ideales son los presenciales”.

En cualquier caso, la UVigo todavía no ha recibido ninguna solicitud formal por parte del estudiantado. Además, la postura del Consello de Estudantes no es la de presentar una solicitud colectiva. Su presidenta, Paula Gil, cuenta que no han recibido ninguna petición desde sus delegaciones, aparte de que considera tardía la demanda colectiva, pues las pruebas de este cuatrimestre ya comenzaron.

Sobre la postura oficial de la Universidade de Santiago (USC) en relación al periodo de exámenes de enero, cuando ya se llevan varios días celebrando las pruebas correspondientes al primer cuatrimestre, también es la de mantener la presencialidad. Eso mismo se le transmitió ayer a toda su comunidad universitaria, ignorando por completo sus presiones y “siguiendo las indicaciones de la Xunta, y tal y como hace la Consellería de Educación con el resto de niveles educativos”. Asimismo, desde la universidad compostelana exponen que sus espacios “demostraron ser seguros en el contexto de presencialidad adaptada” durante los primeros meses del curso. Y subraya “la necesidad de garantizar, con la mayor intensidad posible, la igualdad de oportunidades de todas y cada una de las personas”. De todos modos, si una circunstancia relacionada con el coronavirus impide a un estudiante asistir a una de estas pruebas, en ese caso, valorará un cambio de fecha o una adaptación del formato de la prueba.

Por su parte, el equipo directivo de la Universidade da Coruña se reunió ayer por la tarde para debatir qué postura adoptar. Finalmente, será la misma que las otras dos universidades gallegas y no habrá concesiones. En A Coruña, los exámenes comienzan el próximo lunes y se realizarán de forma presencial.