El número de usuarios con coronavirus en residencias de mayores gallegas rompió ayer su tendencia al alza y se situó en 268 (doce menos que el domingo), tras notificarse ocho positivos y veinte altas, entre ellas, 18 correspondientes a residentes de la DomusVi de Vimianzo (A Coruña). El número de empleados con COVID en geriátricos aumentó a 134 (cuatro más), tras detectarse seis positivos y restarse dos empleados de la residencia de Burela (Lugo) añadidos por error.

De este modo, se suman al cómputo los positivos de dos mayores de Burela; cuatro internos de la Santa Teresa de Jornet de A Coruña y dos usuarios de Hospital Asilo San Sebastián y San Lázaro de Ribadeo (Lugo). También se notificaron seis positivos en empleados; uno de la Sarquiavitae San Lázaro, en Santiago; otro de Santa María de Verín (Ourense); uno en Nosa Señora da Asunción de Caldas de Reis (Pontevedra); uno en Fogar Residencial Bo Día, en Nigrán (Pontevedra), y dos en Paz y Bien de Tui (Pontevedra).