Dos jóvenes resultaron ayer heridas en el municipio malagueño de Cártama después de que presuntamente el novio de una de ellas les hubiera arrojado un bote de ácido y se diera a la fuga.

Según el alcalde, Jorge Gallardo, los hechos tuvieron lugar poco después de las 14.00 horas. Al parecer las chicas, de unos 26 años, estaban en el interior de un vehículo cuando se les acercó otro coche, en el que iba el presunto autor de los hechos, y les roció con un bote con ácido. Al sufrir la agresión, ambas salieron del coche y este circuló sin control hasta que colisionó con una farola, mientras que el agresor emprendió la huida.

La novia del joven, que era quien conducía el vehículo en el que iban las chicas, fue trasladada en helicóptero hasta Sevilla, concretamente al Hospital del Virgen del Rocío, ante la gravedad de las heridas, mientras la otra joven fue derivada al Hospital Regional de Málaga, precisó el regidor, quien mostró su indignación por lo ocurrido y condenó estos hechos.

Un suceso similar tuvo lugar en Pontevedra cuando una madre roció en octubre de 2000 con ácido a su hija en la Audiencia Provincial cuando iba a entrar a testificar contra su padre, acusado de abusos sexuales. El Tribunal Supremo condenó a 14 años y tres meses de prisión a la mujer, además de tener que abonar indemnización.

En el caso de Málaga, el 112 recibió sobre las 14.05 horas un aviso de un vecino alertando de que habían rociado desde un coche a dos chicas con algún tipo de ácido. Los hechos ocurrieron en la calle Cristóbal Toral. Así, se dio aviso de inmediato a la Guardia Civil y los servicios sanitarios, que movilizaron un helicóptero hasta el lugar.

La Guardia Civil está buscando al presunto autor de los hechos, que se dio a la fuga en su coche, de color negro, según el alcalde, quien explicó que está identificado. Tendría 26 años y contaría con una orden de alejamiento de una pareja anterior, según señalan fuentes de la investigación.