Del total de 313 concellos que tiene Galicia, solo 10 estarán en el primer nivel de restricciones anunciado ayer por Alberto Núñez Feijóo. La comunidad empieza este viernes su particular proceso de desescalada de la tercera ola, la más letal de la pandemia, con un alivio de restricciones y el final del cerrojazo a la hostelería. Pero esta reapertura será gradual y diferente según las zonas, tal y como explicó el presidente de la Xunta. El ejecutivo gallego establece tres escalas de medidas que varían según la incidencia acumulada en los últimos 14 días.

Primer nivel: restricciones más fuertes

Así, en el primer nivel, el de restricciones máximas, afectará solo a los ayuntamientos cuya incidencia acumulada en los últimos 14 días sea superior a 500 por cada 100.000 habitantes. Estos municipios están cerrados perimetralmente, no se podrá entrar ni salir de ellos sin causa justificada, la hostelería estará cerrada y solo se permiten las reuniones sociales entre convivientes. Aunque en un primer momento Feijóo anunció que serían 17 los ayuntamientos que formarían esta lista, finalmente son solo una decena. Curtis está entre los concellos del área sanitaria de A Coruña incluidos en este grupo.

Segundo nivel: restricciones medias

El segundo nivel, el de restricciones medias, se estipula para los concellos con una incidencia acumulada entre los 500 y los 250 casos cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. En este escalón estarán las áreas sanitarias de A Coruña, Ferrol y Pontevedra al completo, además de otros 28 ayuntamientos. En este nivel estará permitido el consumo en terrazas de cafeterías, bares y restaurantes con un aforo máximo del 50% hasta las 18.00 horas. También se consentirán las reuniones de hasta un máximo de cuatro personas no convivientes. Las áreas sanitarias pontevedresa, ferrolana y coruñesa quedan cerradas. Sus habitantes podrán moverse libremente entre los municipios pertenecientes a esas demarcaciones. Los vecinos de los 28 ayuntamientos fuera de esas áreas sanitarias solo podrán desplazarse a concellos que también estén en este segundo nivel.

  • Municipios del área de A Coruña: Abegondo, Aranga, Arteixo, Bergondo, Betanzos, Cabana de Bergantiños, Camariñas, Cambre, Carballo, Carral, Cee, Cerceda, Coirós, Coristanco, A Coruña, Culleredo, A Laracha, Dumbría, Fisterra, Irixoa, Laxe, Malpica de Bergantiños, Miño, Muxía, Oleiros, Oza-Cesuras, Paderne, Sada y Vilasantar, Sobrado, Vilamaior, Vimianzo y Zas.
  • Municipios del área sanitaria de Ferrol: Ares, A Capela, Cedeira, Ferrol, Narón, Neda, Cabanas, As Pontes de García Rodríguez, Cariño, Cerdido, Fene, Mañón, Monfero, Mugardos, Ortigueira, Pontedeume, Valdoviño y San Sadurniño.
  • Municipios del área sanitaria de Pontevedra: Barro, Cambados, Catoira. Cuntis, A Lama, Marín, Meaño, Meis, Ponte Caldelas, Soutomaior, Vilaboa, Vilanova de Arousa, Cerdedo-Cotobade, A Illa de Arousa, Bueu, Caldas de Reis, Campo Lameiro, Forcarei, Moraña, O Grove, Sanxenxo, Poio, Pontevedra, Portas, Ribadumia y Vilagarcía de Arousa.
  • Otros municipios en nivel dos: Arzúa, Dodro, Frades, Ordes, Rois, Tordoia, Guntín, Monforte de Lemos, Outeiro de Rei, A Pobra do Brollón, A Pontenova, Rábade, Sober, Baralla, Bande, Beade, Celanova, Xunqueira de Espadanedo, A Merca, A Mezquita, Punxín, Sandiás, Taboadela, Verea, Viana do Bolo, Moaña, Oia y Redondela.

Tercer nivel: restricciones más suaves

En el tercer nivel están todos los municipios con una incidencia acumulada en los últimos 14 días inferior a los 250 casos por 100.000 habitantes. Son la práctica totalidad de los municipios del las áreas de Vigo (con la excepción de Moaña, Redondela y Oia), Santiago, Ourense y Lugo. En estos ayuntamientos se permite el consumo hasta las 18.00 horas en terrazas al 520% del aforo pero también en el interior de los locales de hostelería hasta el 30% de su capacidad. También están autorizadas las reuniones entre un máximo de 4 no convivientes y se aprueba la práctica de deporte entre cuatro no convivientes (con mascarilla) y se permite la reapertura de centros deportivos cerrados, como gimnasios y piscinas. La movilidad solo está permitida entre los concellos que estén en el mismo nivel de la desescalada.

De este modo, alguien de Vigo puede ir a Ourense pero no a Pontevedra y alguien de Santiago puede ir a Lugo pero no a A Coruña. Una persona que se encuentre en un municipio en el tercer nivel y quiera desplazarse a otro con esas mismas restricciones, puede atravesar un concello con un nivel superior de medidas siempre que no se pare en él. Desde los municipios que estén en el segundo nivel, pero no pertenezcan a las áreas sanitarias de A Coruña, Ferrol y Pontevedra -que tienen la movilidad restringida a su circunscripción-, se puede viajar a otros municipios en ese mismo segundo nivel aunque para ello tengan que cruzar otro con restricciones diferentes siempre y cuando no se detengan en ellos.

Por otro lado, el conjunto de la comunidad sigue cerrado, de modo que no se puede entrar en Galicia ni salir de ella hacia otras comunidades o a Portugal.