El Consejo de Ministros renovó ayer las restricciones de entrada a España de los vuelos procedentes de Reino Unido, Brasil y Sudáfrica hasta las 18.00 horas del 16 de marzo. La portavoz de Gobierno, María Jesús Montero, anunció esta prórroga para limitar la movilidad de viajeros procedentes de estos países para prevenir la aparición de la cepa británica y brasileña y contener “en la medida de lo posible” los contagios asociados a esta dolencia.

De esta manera, se continúan limitando los vuelos directos y buques de pasaje entre Reino Unido y los aeropuertos y puertos españoles, hasta el 16 de marzo. Solo los españoles podrán entrar procedentes de este país. Los mismo ocurre con los vuelos procedentes de Brasil o Sudáfrica, solo podrán aterrizar en suelo español los residentes en este país o quienes hacen escala aquí en un vuelo internacional.