Investigadores del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont (ICP) han descrito una nueva especie de dinosaurio carnívoro, emparentado con las aves actuales, que vivió en los Pirineos, tras analizar unos restos fósiles hallados en 2003 en unas excavaciones en la Conca Dellà (Lleida).

Los investigadores, liderados por Albert G.Sellés (ICP), detarminaron a partir de un hueso del pie que se trata de un troodóntido, un grupo de pequeños dinosaurios emplumados muy extendido por Norteamérica y Asia, pero desconocido hasta ahora en Europa. Los científicos, entre ellos del museo de la Conca Dellà y de las universidades de Edimburgo (Escocia) y Alberta (Canadá), lo bautizaron como Tamarro insperatus, que significa “tamarro inesperado”, en alusión a la criatura fantástica del tamarro, típica del folclore de la comarca pirenaica del Pallars Jussà y que, en el imaginario popular, es extremadamente esquiva y difícil de encontrar. Este nombre también hace referencia a la escasez de restos fósiles de los dinosaurios carnívoros que habitaron el área de los actuales Pirineos hace 66 millones de años, apenas 200.000 años antes que los dinosaurios se extinguiesen.

Según informó el ICP en un comunicado, ‘Tamarro insperatus’ se suma a las pocas especies conocidas de dinosaurios carnívoros en el suroeste de Europa.