El Ministerio de Sanidad ha detectado los primeros seis casos de la variante californiana en España y mantiene bajo vigilancia un total de diez cepas distintas tras añadir al listado de interés otras tres: la de Nueva York, otra originada en Uganda y una última expandida en Portugal, de las que no constan positivos en territorio español. De este modo se recoge en la última actualización del Informe sobre la situación epidemiológica de la variante B.1.1.7 de SARS-CoV-2 y otras variantes de interés, en el que advierte de que, aunque la presencia de la sudafricana es todavía “baja” —con 54 casos confirmados—, “no se descarta que pudieran aumentar en las próximas semanas, como ha ocurrido en otros países”.

Hasta el momento la variante sudafricana se ha detectado de forma puntual en España, pero ya se han detectado brotes epidémicos sin que se haya identificado su origen en un viaje, señala el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, que avisa de que su impacto podría ser alto si su incidencia aumenta “de forma considerable”, puesto que esta variante “podría reducir de forma significativa la efectividad de algunas vacunas”.

Es la variante que más preocupa a Sanidad junto con la B.1.1.7 (la británica, la más extendida), y la P.1 (brasileña), de la que también alude a su “escasa” presencia, pero mantiene el riesgo en “moderado” ya que el impacto podría ser alto en caso de que su incidencia se incremente de forma considerable. Sanidad supervisa además otras: la de Río de Janeiro; la californiana y la nigeriana —de las que España ha confirmado catorce, uno y seis casos, respectivamente—, otra también en Reino Unido y las tres nuevas añadidas ayer. En cuanto a los datos de la pandemia, los ofrecidos ayer por Sanidad revelan que los contagios siguen en descenso y con seis puntos menos que el jueves la incidencia media se sitúa en España en los 153 casos en 14 días, muy cerca del riesgo medio de transmisión del virus (por debajo de los 150 casos).

La mayoría de las comunidades están ya casi en niveles de riesgo medio, excepto Ceuta, Melilla y Madrid que continúan en riesgo extremo por encima de 250 casos cada 100.000 habitantes en 14 días. Por su parte, Extremadura, con menos de 50 casos (49,45), está ya en el objetivo fijado por el Ministerio de Sanidad para la “nueva normalidad”.

Sanidad informó de que, aunque muy ligeramente, la presión en las UCI descendió hasta el 25,4% y que la cifra de ingresados cae a 10.200 enfermos (978 menos en un día), lo que supone una ocupación del 8,1%. La cifra de fallecidos se eleva a 70.501, ya que las comunidades han comunicado a Sanidad 254 muertes en las últimas 24 horas y 681 en las última semana. Los datos de Sanidad revelan que las comunidades notificaron 6.654 nuevos positivos en las últimas 24 horas. España supera los tres millones de afectados.