El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, ha hecho este sábado un llamamiento a "disfrutar de la hostelería" aprovechando el buen tiempo, pero "con 'sentidiño'" para "no dar pasos atrás" en el proceso de desescalada.

Así se ha pronunciado el también responsable del área de Turismo del Gobierno gallego desde una cafetería de Rodeiro, donde ha asistido a la toma de posesión del nuevo alcalde, Rubén Quintá. El anterior, Luis López, dejó el cargo para tomar posesión como delegado de la Xunta en Pontevedra.

Desde el local, que sí cuenta con el código 'QR' que deben instalar los establecimientos para poder reabrir, Rueda ha animado a los gallegos a hacer el "pequeño movimiento" de registrar este distintivo en su móvil, lo que "facilita" el rastreo en caso de aparecer un foco de COVID.

"Sobre todo es un paso más en esa desescalada que hacemos, en la que no queremos dar ninguno atrás", ha explicado, al tiempo que ha apelado a mantener el resto de normas "sencillas", como la distancia social, la separación de las mesas y el uso de la mascarilla cuando no se está consumiendo.

SISTEMA 'QR'

Preguntado por los medios sobre la reticencia de los clientes a emplear el sistema 'QR', Rueda ha garantizado que los datos que recoge son de carácter "absolutamente reservado". "Es solo para utilizarlo desde el punto de vista sanitario, nada más, con absoluta garantía de que no tiene otra utilidad", ha asegurado el vicepresidente y conselleiro de Presidencia, Xustiza e Turismo.

Eso sí, la Xunta acaba de aprobar una moratoria de otra semana para la implantación de este sistema, que ahora entrará en vigor el próximo viernes 12 de marzo. "Es lógico, es un sistema novedoso, mucha gente lo empezó a descargar al mismo tiempo y eso dio lugar a algún tipo de dificultad técnica", ha justificado.

Así, aunque "más del 60 por ciento" de los locales ya lo tienen implementado, según las cifras que ha dado, espera que el viernes "esté en todos". Para ello, la Administración autonómica pone a disposición de los responsables de los negocios sus teléfonos y servicios por si "tienen alguna dificultad".

UN AVANCE "POCO A POCO"

Asimismo, sobre la posibilidad de ampliar el horario de apertura --actualmente, solo hasta las 18,00 de la tarde-- Rueda ha dicho "entender" las quejas, pero ha llamado a la prudencia para que los datos de la pandemia mejoren "poco a poco", sin dar "pasos atrás".

Con el horizonte de poder recuperar la normalidad, el vicepresidente primero de la Xunta apuesta por ampliar el horario "poco a poco y pensando que, si se cumplen las normas, lo lógico y normal es ir avanzando" en la desescalada.