El Sergas apuesta por los cribados masivos para la detección de asintomáticos y cortar así la cadena de transmisión —a 18 de marzo (últimos datos del Ministerio de Sanidad), Galicia era la segunda autonomía que más test rápidos realizaba por cien mil habitantes— y en esta labor cuenta con unas nuevas aliadas: la farmacias. Desde el pasado jueves, diez boticas de Arteixo participan en el cribado de test de saliva y ayer mismo se incorporaron nueve de Culleredo. Por el momento, esta iniciativa tiene muy buena acogida. “Hay gente a la que no le era cómodo ir al cribado poblacional, pero todo el mundo tiene una farmacia cerca, estamos al lado de casa y este sistema es estupendo para detectar asintomáticos”, explica Juana Lorenzo, desde su farmacia de Pastoriza. “Ha tenido una buena aceptación, la gente se interesa mucho”, añade María Teresa Tato, con botica en Vilarrodís.

La dinámica es sencilla. Cualquier persona —de 20 a 64 años en el caso de Arteixo y de 30 a 65, en Culleredo— puede solicitar realizarse un test salvo que presente síntomas de COVID, lo haya pasado en los últimos tres meses, sea contacto de un positivo o se sometiese a una PCR en los últimos 15 días. Para ello debe llevar su tarjeta sanitaria a la farmacia, donde le harán firmar un consentimiento y se registrarán sus datos para darle un kit de recogida de muestra que automáticamente se vinculará a su tarjeta y a su número de teléfono para después darle los resultados. “El tubo para la muestra se puede solicitar en cualquier farmacia y a cualquier hora del día y una vez que se recoge la saliva hay que entregarlo esa misma mañana, antes de las 10.30 horas en la misma farmacia”, recuerda María Teresa Tato, quien explica que después una furgoneta de transporte sanitario traslada las muestras a un laboratorio de microbiología de Vigo en donde se analizan. “Nosotros solo entregamos y recogemos los kits. El Sergas es quien indica si el positivo es positivo o negativo”, señala.

Los test de saliva, ya utilizados en otros cribados poblacionales como el de Oleiros o ahora mismo el de A Coruña -donde se están registrando largas colas de vehículos para recoger o entregar los kits para la recogida de muestras-, “no tienen complicación”, señalan los farmacéuticos. Basta con recoger una muestra de saliva por la mañana “en ayunas, sin beber, sin fumar o lavarse los dientes”, depositarla en el tubo hasta la marca que indica, sellarlo, agitarlo para que se mezcle con el líquido que ya lleva el kit y entregarlo a la farmacia. Lo único de lo que advierten los boticarios es que si una única persona recoge los kits para varios miembros del hogar, hay que asegurarse que cada uno introduce la saliva en el que está asignado con su tarjeta sanitaria.

15

Colas en Riazor para el cribado masivo de COVID en A Coruña Víctor Echave

Los cribados en farmacias —que comenzaron en Pontevedra con la participación de 381 boticas desde febrero y hasta ayer— son temporales. En el caso de Arteixo y de Culleredo, los vecinos de las franjas de edad seleccionadas podrán someterse al cribado durante tres semanas.

Al contrario que en Pontevedra, donde tras una prueba piloto de seis farmacias se incorporaron gran parte de las boticas de la provincia, en A Coruña se irán añadiendo progresivamente las de diferentes concellos “en función del curso de la pandemia y lo que indiquen desde la Consellería de Sanidade”, explican en el Colegio de Farmacéuticos de A Coruña. Se comenzó en Arteixo —que hasta esta semana estaba en nivel alto de restricciones por su elevada incidencia— y ahora se incorpora Culleredo, otro de los concellos de la comarca, junto a la ciudad de A Coruña, que sigue en nivel intermedio de restricciones. Desde el Colegio explicaban que ayer por la tarde se realizaría la distribución de los kits de recogida de muestras por las boticas del concello y que ya a última hora de sería posible que los residentes recogiesen los tubos para la muestra.

En el caso de Pontevedra y a falta de los datos de ayer (último día del cribado) se analizaron más de 38.120 muestras en el cribado en el que participaron 381 boticas y se detectaron 74 positivos, lo que supone cortar la transmisión al poder localizar a los contactos de esos positivos y frenar la expansión del virus. En las farmacias arteixanas, que llevan ya una semana con el cribado, reconocen que estas pruebas han tenido una gran acogida entre los clientes aunque, eso sí, al ser un concello donde recientemente ya se hizo un cribado poblacional, hace que muchos vecinos se lo tomen con calma. “Hay buena aceptación, hoy mismo recogimos 19 tubos, pero la cosa va a poco a poco, todos los días viene gente pero no hubo una avalancha”, indica Juana. “Hay quien acaba de hacerse el test en el otro cribado y quiere esperar a que pase algo más de tiempo”, añade María Teresa.

Desde la farmacia Ana Roig de Culleredo, Luis Martín tenía ayer ya todo preparado para comenzar y cree que será una iniciativa con éxito ya que las farmacias juegan con la ventaja de la “accesibilidad”. “Tenemos la suerte de la cercanía con el paciente”, señalaba este farmacéutico.

Ana Teresa Tato. | VÍCTOR ECHAVE

Ana Teresa Tato, farmacéutica de Vilarrodís (Arteixo)

“Hubo hace poco otro cribado y algunos prefieren esperar a después de Semana Santa”

“Ha tenido buena aceptación. La gente se interesa, pregunta, pero es cierto que como en Arteixo se hizo un cribado hace poco y estos test se pueden hacer durante tres semanas, algunos están esperando a después de Semana Santa, aunque hoy por ejemplo recogimos cinco muestras”, indica María Teresa Tato, con farmacia en Vilarrodís. Aunque reconoce que les llega gente de todas las edades, sí notan un repunte de entre 60 y 64 ya que esas edades quedaron fuera del cribado. Tato destaca que tanto las farmacias como el transporte colabora de “forma altruista”, lo que supone un ahorro al Sergas.

Luis Martín.  | V. ECHAVE

Luis Martín. | V. ECHAVE

Luis Martin, farmacéutico de O Burgo (Culleredo)

“La muestra debe recogerse antes de comer, beber, fumar o lavarse los dientes”

Las farmacias de Culleredo, donde acaba de arrancar el cribado, no recibieron a pacientes interesándose en los últimos días, pero tienen claro que esta iniciativa tendrá buena acogida. “Seguro que se animan a participar. Me parece muy bien que las farmacias participemos en los cribados, es una buena solución y tenemos la suerte de la cercanía con los pacientes, es más accesible que otros cribados”, indica Luis Martín, de la farmacia Ana Roig, quien recuerda que la recogida de saliva debe hacerse por la mañana y “antes de beber, comer, fumar o lavarse los dientes”.


Juana Lorenzo  | V. ECHAVE

Juana Lorenzo | V. ECHAVE

“Es un buen método para detectar asintomáticos; todo el mundo tiene una farmacia cerca”

Juana Lorenzo, farmacéutica de Pastoriza (Arteixo)

“Hay gente a la que ir al cribado no le resultaba cómodo, pero todo el mundo tiene una farmacia al lado de casa y creo que es un buen método de detectar asintomáticos”, explica Juana Lorenzo desde su farmacia de Pastoriza, donde solo ayer recogieron muestras de 19 pacientes. Aunque reconoce que el primer día temieron cierta “avalancha”, lo cierto es que la gente ha ido poco a poco. “Todos los días viene alguien pero fue poco a poco porque ya hubo otros cribados anteriores con PCR y estos tests”, indica Juana Lorenzo (en la imagen con varios tubos y la plantilla de la botica).